miércoles, 1 de marzo de 2017

Se sabía

En España, o como se llame esta descojonación de Espronceda en la que habitamos, no hay monumento al sinvergüenza desconocido porque aquí los conocemos a todos. Un infeliz país donde la gente puede verse obligada a cerrar tienda o negocio por equivocarse en su gestión, pero donde ningún banco ni banquero, ni político, ni Urdangarines, ni Puyoles, ni la fauna política que tenemos la mala suerte de tener, que llevan años equivocándose en la gestión y robando irresponsablemente un dinero que ni siquiera es suyo, pagan el precio de sus errores. Nunca. 
Y para muestra lo que ocurrió la semana pasada en la Audiencia de Palma de Mallorca, aunque eso se sabía desde que empezó la instrucción de este caso, que ninguno de los imputados, pisarían la cárcel, como así ha sido. Como sabrán, Iñaki Urdangarín ha sido condenado a 6 años de cárcel por robar, mangonear, trapichear, hacer uso de sus contactos políticos para organizar eventos que luego en las facturas hinchaba sin dolor ninguno. Pues bien, el tipo este NO HA ENTRADO A LA CÁRCEL, ya que las juezas que lo han juzgado lo han dejado EN LIBERTAD PROVISIONAL con obligación de presentarse el día 1 de cada mes en un juzgado de Ginebra, si lo la han leído bien, de Ginebra hasta que la sentencia sea firme. 
Es decir, que no entra a la cárcel, con lo que evita pagar la fianza de 200.000€ que el fiscal había solicitado en caso de que hubiese tenido que ingresar en la cárcel. La cuestión es, ¿en una cárcel de Ginebra?. 
Es otra vergüenza lo de esta sentencia, otra vez se ríen de todos los españoles, otra vez se demuestra que la justicia no es igual para todos por mucho que nuestra casta política se llene la boca todos los días con esas mierdas, otra vez se demuestra que tanto tienes tanto vales, otra vez se demuestra que los privilegios son los privilegios de una gentuza que vive de los impuestos de los españoles y encima la hacen y no la pagan, otra vez se demuestra que los jueces se la cogen con papel de fumar al ver la transcendencia de los condenados, otra vez la misma historia de siempre, otra vez la España de pandereta en la que vivimos y en donde cada día que pasa se nota en el ambiente que la justicia está más politizada cada día. 
Es lo que nos ha tocado y sólo nos toca ajo y agua, aunque la otra opción es más llamativa, coger las maletas y largarte de este país de mierda en el cual se está volviendo para la gente honrada cada día más difícil vivir, ya que nos crujen a impuestos, la luz cada vez más cara, todo cada vez más caro, y encima luego tenemos que ver este espectáculo lamentable en los juzgados. Lo que más asco me da, es luego ver a ministros de pandereta sentados en los consejos de administración de las empresas que no están asfixiando, en los órganos jurídicos o de tertulianos en emisoras de radio mandando mensajitos a los ciudadanos de cómo hacer aquello o lo otro. La verdad, que es repugnante lo que pasa en este país. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share