domingo, 12 de marzo de 2017

España es así

Francisco Javier Delgado González-Navarro fue asesinado en la capital catalana el 13 de diciembre de 1991, cuando dos etarras irrumpieron en el establecimiento donde se encontraba junto a otro agente en prácticas y les dispararon a bocajarro. 
La liberación de la etarra Sara Majarenas que fue una de las etarras que disparo a esos guardias civiles, para que viva junto a su hija que fue agredida gravemente por el HIJO DE PUT_ de su padre en una fundación, levanta ampollas entre las víctimas del terrorismo. 
El jueves pasado, la hermana de un policía nacional también asesinado por esta Sara Majarenas asesinado por ETA ha respondido con contundencia en Twitter a la carta publicada por la etarra en la que defendía su derecho a estar con su hija pese a la condena de 13 años y diez meses que aún pesa sobre ella por su pertenencia al comando Levante de la banda terrorista. 
En la misiva, la cual ha sido respondida por Ana Díaz, Sara Majarenas afirma que Izar sale a la calle, y no puede volver a sentir que se separa de mí. Yo la necesito a ella y ella me necesita a mí. Si no, no habrá reparación posible. Unas palabras que provocaron la respuesta de Ana Díaz, hermana de uno de los agentes de la policía nacional asesinado por ETA en Barcelona en 1991 mientras tomaban un café. Mi madre necesitaba a mi hermano y mi hermano necesitaba a mi madre… Ahora está enterrado en Valencia. Esto es un ejemplo por no decir otro más, de cómo funciona la justicia en este país de mierda conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo. Los jueces o por lo menos algunos jueces, miran más el bienestar de los etarras asesinos que han asesinado gente sin compasión y sin ningún motivo, antes que a las victimas amparándose en unas leyes que hacen y redacta nuestra asquerosa chusma política para luego aparecer en los entierros llorando y pidiendo justicia que luego ellos hacen a su antojo y beneficiando al malo, como se puede apreciar en este nuevo caso. 
Si esta asesina etarra no puede estar con su hija, que no esté y que se joda, ya que ella ha jodido a familias enteras por el simple hecho de no pensar como ellos o por el simple hecho del placer de hacerlo. Debería de haberse podrido en la cárcel igual que sus víctimas lo están haciendo en un ataúd, y la justicia esta de mierda que tenemos debería de hacerle sufrir en ese aspecto para que supiera lo que es vivir sin un familiar querido, en este caso su hija. 
Pero no, esta España de mierda es así, es así de injusta, es así de tolerante con los asesinos que hacen daño, es así de hipócrita y sus políticos son los primeros en demostrar esa hipocresía de un país que mira para otro lado mientras se hacen estas barbaridades. Es lo que hay, Maikel Naig. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogueros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share