miércoles, 18 de julio de 2018

domingo, 15 de julio de 2018

Los dedazos

Llegar al poder es hacer cambios para colocar a amiguetes, primos, familiares, gente que pasa por la puerta portando algo del color del partido que gobierna y así hasta el infinito y mucho más. Da igual la institución, lo que importa es colocar alguien que obedezca como un perro lo que el amo desde la Moncloa le vaya indicando. Por supuesto, da igual también como se llegue al poder. 
RTVE, Correos, CIS... estos son por ahora los pasteles a repartir, y los dedazos de Sánchez para blindarse en el poder gracias a sus alianzas con todo el espectro izquierdista del parlamento. Uno se pregunta en sus cortas entendederas referente a la gobernación y los trapicheos de nuestros asquerosos políticos, qué habrían dicho de Rajoy si hubiera colocado a su sociólogo de cabecera, Pedro Arriola, al frente del CIS, como ha hecho Pedro Sánchez con José Félix Tezanos Tortajada. 
Lo que está ocurriendo en RTVE es epítome de lo anteriormente descrito, acaso un insulto a los ciudadanos que pagan religiosamente sus impuestos. ¿No había que hacer una televisión pública con consenso?, se pregunta la opinión pública. ¿No había que despolitizarla?¿de qué estábamos hablando?¿de cambiar la legislación en apenas 24 horas para que Pablo Iglesias pueda colocar en un vodevil impresentable a un periodista afín cuyo perfil poco tiene que ver con el exigido para el puesto?. 
Resulta lógico que haya un relevo en los altos cargos públicos cuando se produce un traspaso de poder. Es lógico e incluso higiénico. Son cargos de confianza y cuando no hay confianza, obviamente, tampoco puede haber cargo. Otra cosa bien distinta es esa corrupción mucho más sutil, de la que hablaba Carlos Sánchez este domingo, que tiene que ver con la política de nombramientos, y que, como todas las corrupciones intelectuales, es más difícil de identificar. No se trata de la meritocracia sino del pecado capital patrio del amiguismo. 
El lamentable espectáculo de estos últimos días, que deja en mero juego de niños el nepotismo encubierto del anterior Gobierno, obedece al afán de Pedro Sánchez por controlar lo más rápidamente posible instituciones que son clave para mantenerse en el poder, lo que le hace incurrir en improvisaciones y descoordinación. No solo se trata de RTVE. Sánchez tiene menos de dos años para armarse hasta los dientes antes de las próximas generales. 
Qué habría dicho Twitter si Rajoy hubiera colocado de presidenta de Correos a su fiel escudera Carmen Martínez Castro, que sabe lo mismo del sector postal, es decir nada, que Juanma Serrano, quien fuera director de gabinete en Ferraz y que a partir de ahora cobrará casi 200.000€ al año. Cómo puede ser que, después de toda la polémica montada en torno a Wert y su nombramiento como embajador de España ante la OCDE, Sánchez haya enviado a este puesto a un miembro de su ejecutiva como Manuel Escudero, secretario de Política Económica y Empleo del PSOE. 
No hay mucho que pensar, sólo que los pasteles son para repartirlos. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

PD: ME PIRO DE VACACIONES ESTIMADOS BLOGUEROS. NOS VEMOS EN SEPTIEMBRE. PASADLO BIEN Y RECORDAR, DISFRUTAR NO ES HACER LO QUE SE QUIERE, SINO QUERER LO QUE SE HACE.

Compártelo:

Bookmark and Share

miércoles, 11 de julio de 2018

Excusas bananeras

No sé si el asaltador de la Moncloa lleva 100 días en el poder, ni me importa, claro está. Pero lo que estoy viendo me está dejando patidefuá, pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español.
Ya no sólo por el reparto de las instituciones públicas, ya no sólo por el acercamiento de de los políticos presos catalanes a las cárceles catalanas para pagar el apoyo de los indepes al asalto de la Moncloa, sino porque Pedro Sánchez está empezando a darse cuenta de que tiene que ingresar pasta de donde sea para mantener su sistema político derrochador y despilfarrador.
Y el primer hachazo del presidente al que nadie ha votado, ha sido el de subir los impuestos del gasoil con la excusa del medio ambiente, que es siempre la excusa perfecta para joder a los ciudadanos, incluidos los defensores acérrimos de este sistema. Hay ciertas excusas con las que los gobiernos aprovechan para meternos la mano en el bolsillo con el mismo descaro de siempre, pero por una buena causa, por nuestro bien y por el futuro de nuestros hijos. Hay otras excusas más sutiles para meternos la mano en el bolsillo, como que unas veces será por nuestra seguridad, léase los radares de tráfico en las carreteras, aunque luego no haya hospitales para curarnos de esos accidentes que ellos intentan evitar con sanciones. Otras por nuestra salud, aunque sigan ingresando por los impuestos que lleva el tabaco incluidos, pero que luego no sirven de nada para darte una atención decente en cualquier hospital de España y otras por el medio ambiente, como es el caso que nos ocupa.
El caso es que como todos teníamos casi claro desde un principio, Pedro Sánchez nos quiere meter una buena tanda de subidas de impuestos. Y esas subidas van a empezar con los combustibles, concretamente con el gasoil. Según las cuentas que han echado varios periódicos nacionales que entienden de números, con esta medida el gobierno pretendería recaudar 2.100M de €. Pero si lo hacen de golpe, les vamos a dar pena hasta a ellos que ya es decir, y pretenden hacerlo por fases.
Según los mismos periódicos, ya habría una comisión de expertos estudiando el asunto de la subida. Debe ser que como ya nos funden a impuestos más de la cuenta ya les falta imaginación para inventarse uno nuevo. Pero como este es por el medio ambiente, todos felices de la muerte.
Pero como soy así de inquieto, me surge una cuestión nada baladí con respecto de esta subida. Si es tan malo el gasoil para el medio ambiente, ¿por qué no lo prohíben?. La medida parece lógica. Pero para cualquier ejecutivo, y para este en concreto que es tan progre, tan de izquierdas y de mucho mirar a los montes, pues no le interesa, porque entonces no habría impuesto que cobrar y ese es el quid de la cuestión.
Pero cavilando en el sofá de casa, pensé que caben otras posibilidades. Una de ellas es ayudar a las petroleras a seguir manteniendo el negocio, ya que si se quita el gasoil, entonces habrá que buscar unos recursos distintos, como por ejemplo los coches eléctricos y ésta es la otra posibilidad. Pero entonces ¿qué pasaría con los amiguetes de las petroleras?¿se enfadarían?. Supongo que sí, porque entonces pasarían a chupar las eléctricas ladronas, que no sé si será peor el remedio que la enfermedad. Como ven una encrucijada empresarial que hace que al final paguen los de siempre, los ciudadanos. En fin. Todo son excusas. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

domingo, 8 de julio de 2018

Salió trasquilado

La semana pasada, mientras me tomaba una birra bien fresca a causa del calor, estaban dando en la tele el programa Al Rojo Vivo (en adelante ARV), ese programa el cual sólo cabe una ideología política, de ahí el color del plató. Van algunos periodistas que no piensan como ellos, pero cada vez que hablan para dar su opinión, se les pisotea y se les intenta casi humillar. Por eso dejé de verlo, porque la imparcialidad en ese programa deja mucho que desear. Que quede claro, que es mi punto de vista particular. 
Pues bien como les decía, estaba tomando una birra cuando Ferreras, el director de ARV pretendía ir a por lana con Willy Toledo y salió trasquilado. Yo no sé con los años de experiencia que tiene Ferreras, como cayó en la trampa de llevar a su programa a este personaje que en cuanto ve un micro se les disparan las cuatro neuronas que tiene y empieza a soltar por esa boca, gilipolleces a la cual más grande. A Ferreras, hay que reconocer que le salió mal la jugada. El director de ARV entrevistaba en su programa a Willy Toledo con la insana intención de crear polémica y estoy seguro que para atacar a los que no eran de su cuerda. Llevar a un invitado como ese a tu programa puede resultar rentable si consigues llevarle por donde tú quieras que vaya. Pero erro en el disparo. 
Estoy seguro, vuelvo a insistir, que lo que buscaba Ferreras en esa entrevista era la polémica de que Toledo dijera alguna barbaridad a los que nos tiene acostumbrados en contra de España, contra el PP o contra la Iglesia. Pero lo que estoy seguro que no podría haber imaginado nunca, el presentador de La Secta, huy perdón, de La Sexta es que el centro de los ataques de Willy Toledo iba a ser el propio Ferreras. Y Willy se despachó a gusto. 
Para empezar, Willy Tolerdo, huy perdón, Toledo le pregunto a bocajarro lo siguiente, ¿te has ocupado, Ferreras, de los sueldos de la gente que trabaja para ti? Yo ya lo he preguntado, ¿les has preguntado tú?. A partir de ese momento, Ferreras ya no daba pie con bola. Titubeaba, se contradecía y, lo más gracioso, se estaba empezando a cabrear de verdad con Willy Toledo. 
Cuando Ferreras decidió invitar a Willy Toledo a su programa estoy seguro que sabía que iba a haber polémica. Pero lo que nunca podría haber imaginado Ferreras es que el centro de los ataques y la polémica generada por Willy Toledo iba a ser el propio conductor del programa. 
Toledo también recibía lo suyo cuando le decían que era un burgués. Pero él lo reconocía abiertamente. Yo creo que Willy Toledo está en un punto de su vida en el que todo eso le da igual. Tiene claro que le va a costar trabajar como actor en España y además tiene una cabecita que no rige demasiado bien. 
No le está mal empleado todo esto a Ferreras. Ha recibido una dosis de su propia medicina. Y ha recibido la dosis de alguien a quien estoy seguro que no le importa en lo más mínimo si le vuelven a llamar para ese programa. ¿Querías café, Ferreras? Pues toma, tres tazas. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

miércoles, 4 de julio de 2018

Sólo les queda uno

Ya sabemos que en esta descojonación de país, conocido como España porque de alguna manera hay que llamarlo, el periodismo ha pasado a convertirse en una gran agencia de detectives para intentar hundir al contrario sacándole todo tipo de mierdas para así hundirlo y desprestigiarlo. Lo vemos todos los días en la tele y en cualquier periódico de tirada nacional que se precie. 
Por supuesto, el periodismo también ha dejado de ser imparcial, por el motivo anteriormente mencionado, y también porque hay bandos de derechas y de izquierdas, y eso hace que la imparcialidad periodística sea un hecho. Leer un periódico en este país de pandereta es literalmente echar la pota, a no ser que seas del bando al cual pertenece ese periódico, porque en ese caso vivirás en un mundo muy feliz. 
Un claro ejemplo lo tenemos con Podemos, que ya sólo le queda un amiguete periodístico. Como saben ustedes, a mediados del mes de Junio, Mediaset quitó de la programación el programa Las Mañanas de Cuatro, y claro, eso sentó como un tiro a todos los amiguetes que bailaban al son que Javier Ruiz les marcaba. Si ustedes lo han seguido por simple curiosidad, se hubiesen dado cuenta de que atacaban a todo lo que fuera PP, Ciudadanos y algunos más, por el simple hecho de ser de ideología contraria. Nunca o casi nunca mencionaron el escándalo de los ERES, y muchos trapicheos de la izquierda. Pero no se vayan a pensar ustedes que los medios de comunicación de la derecha, son muy diferentes, que a esos hay que echarles de comer a parte. En definitiva, da asco oír, ver y leer casi todos los medios de comunicación de este desgraciado país. 
Pero volviendo a Podemos, el partido político más televisivo de los últimos años, lleva fatal quedarse sin una pequeña parte de la cobertura televisiva que tienen. Acostumbrados como estaban a tener acaparados todos los espacios políticos en La Sexta y Cuatro, no pueden soportar quedarse sin uno de los programas que más les sobaba el lomo, (la hemeroteca está para algo) Las Mañanas de Cuatro. 
Tras la decisión empresarial tomada por Mediaset y que decidió eliminar ese programa, ellos se han puesto manos a la obra en Twitter. No son precisamente conocidos los podemitas por disimular ni sus filias, ni sus fobias y ahora la emprende contra la empresa televisiva por la decisión tomada. 
Ahora ya no solo saben de política y son el ombligo de España en todo. Ahora le indican a la cadena más vista de este país cómo deben de hacer su trabajo, algo ya inaudito. Y es que los podemitas están demasiado mal acostumbrados. 
Salir a todas horas por televisión ya les parecía lo más normal del mundo y ahora lo echan de menos. ¿Cómo habrían llegado donde están de no haber sido por el gran apoyo de la tele?. Pero que no sufran, todavía tienen a Ferreras en la Sexta. Y también tienen La Sexta Noche, a Ana Pastor, a Wyoming, a Julia Otero, a los iraníes que les ponen tele propia, sus trol de Twitter, de Facebook, ¿qué más quieren?. Ah, perdón, que son comunistas, ellos lo quieren todo. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share