domingo, 3 de abril de 2016

Para colmo

Esto es ya la repera. Lo que pasa en este país conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo, clama al cielo. Que una juez, y además de Violencia sobre la Mujer, haga este tipo de preguntas a una mujer que ha ido a denunciar una agresión sexual, es para cogerla y expulsarla del país iso facto, es decir, sin pensárselo siquiera. Pero recuerden que estamos en España, un lugar donde todo disparate, por gordo que sea, tiene su asiento y éste disparate no iba a ser menos. Pero les pongo en situación. 
Como cada mañana voy a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. Pues bien, resulta que mi colega compra los periódicos nacionales para que los parroquianos y los que no lo son, se informen y ya de paso lean un poco. Pues bien, en uno de esos periódicos, leí una noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. Ésta decía así: “UNA JUEZA LE SUELTA ESTA PREGUNTA A UNA DENUNCIANTE DE AGRESIONES SEXUALES, ¿CERRÓ USTED BIEN LAS PIERNAS?”. Mi sorpresa fue mayúscula, y es que no es para menos. 
De ahí, que la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz Ungo, ha pedido al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que aparte o suspenda a la magistrada del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria por tratar de manera "completamente ofensiva" y atentar contra la dignidad de una mujer presuntamente maltratada, que estaba además embarazada de cuatro meses. 
Pero la cosa no acaba ahí, y la misma juez mostró una clara y manifiesta predisposición de incredulidad hacia el testimonio de la denunciante, a la que interpelaba sin dejarla terminar la respuesta, realizando preguntas sugestivas y condicionando la declaración, según la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz Ungo. 
Pero acuérdense ustedes que a esta juez no le va a pasar nada. Saldrán sus colegas defendiéndola a capa y espada diciendo las chorradas de siempre, que sus palabras se han mal interpretado, que se han sacado fuera de contexto, etc, etc, etc… Me pregunto también donde están las asociaciones feministas para defender y protestar contra esta juez, porque hasta la fecha y que yo sepa ninguna asociación de esas ha dado señales de vida. Puede ser que estén ocupadas en otras diligencias más importantes que ésta y de ahí que no se hayan percatado o no hayan querido percatarse de la situación de esta mujer agredida y luego vapuleada y ridiculizada por esta juez. Seguro que si en vez de ser el juez una mujer es un hombre, éste tenía que haber pillao piola y largarse como mínimo a Brasil, perseguido por todas las asociaciones feministas, el gobierno, sus propios compañeros y hasta por la sociedad en general. 
Dobles varas de medir, como no podía ser de otra manera. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share