miércoles, 30 de marzo de 2016

Más diferencias

Hasta en esto hay diferencias. Sólo creía que las diferencias se notaban en la justicia, pero no, también las hay a la hora de cobrar ciertas prestaciones, como por ejemplo el paro. 
Los currantes de verdad, es decir, los ciudadanos honrados, si tienen la mala suerte de quedarse en el paro, cobran un tanto por ciento del sueldo, y cuando llegan a cierto tiempo, se les reduce en otro porcentaje, pero nunca la cantidad cobrada debe superar un límite establecido por el gobierno o por la ley que han hecho entro otros, unos sinvergüenzas que están sentados en ese lugar semiredondo en el cual duermen a pierna suelta y se hacen leyes a su medida. 
Ese lugar es el Congreso de los gandules, huy perdón, el Congreso de los Diputados, el cual reserva 1’3M de € para indemnizar a los ex parlamentarios que no se reincorporen al mundo laboral. Un ejemplo de un desdichado parlamentario parado, es el señor Ignacio Gil Lázaro, que cobrará la friolera de 2.800€ de subsidio de desempleo, es decir, de paro. Además lo cobrará durante cierto tiempo, ya que tiene relación directa con el tiempo de ejercicio en el cargo, es decir, si ha sido parlamentario durante 4 años, pues cobrara la indemnización durante 4 años y además sin que le reduzcan ningún porcentaje en dicha cantidad. 
Pero como él, hay otros 60 ex diputados, que han pedido al Congreso de los sinvergüenzas, huy perdón, al Congreso de los Diputados, una indemnización porque no encuentran trabajo, los pobrecillos. Al final del post, tienen un enlace* para que vean ustedes a algunos sinvergüenzas, huy perdón, ex parlamentari@s que han solicitado la indemnización por desempleo. 
Los ex parlamentari@s no tienen derecho a paro ya que su relación con el Congreso no es laboral. El acuerdo de indemnizaciones fue aprobado por la Mesa en su reunión del pasado martes (ojo al dato) y se limita a aplicar un reglamento que reserva para los parlamentarios un pago de 30 días por año trabajado, un régimen similar a los despidos improcedentes en el actual marco laboral pero en donde las cuantías son algo mayores. 
La indemnización es incompatible con cualquier otro ingreso del sector público o privado, (menos mal) tras una reforma del reglamento impulsada en 2011. Si el ex diputad@ encuentra trabajo, está obligado a comunicarlo a la Cámara y en ese momento deja de recibir en su cuenta corriente los pagos mensuales. Pero recuerden ustedes que no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y resulta que cuando acabe la relación laboral con la empresa, podrán solicitar otra vez al Congreso de los golfos, huy perdón, al Congreso de los Diputados, la indemnización que les quede por cobrar. 
Como ven no tiene desperdicio el tema. No he visto peor gentuza que esta. Venga privilegios a tutti plen y antes de sacar cualquier otra ley para los ciudadanos. Como ven, primero lo suyo y luego el resto. Que hijos de put_. Qué asco me dan. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

*PD: mira parte del listado AQUÍ

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share