domingo, 10 de abril de 2016

¿Se droga? Parte 2ª

En el post del miercoles pasado, manifesté mi indignación por la siguiente noticia: “LAS MUJERES MUEREN POR NO ACEPTAR LAS IMPOSICIONES DE SUS PAREJAS”, es decir, que este pajarraco de mal agüero defiende la violencia machista, con todo lo que eso conlleva. Éstas palabras las soltó por esa linda boquita que dios le ha dado, el arzobispo de Toledo, ese pedazo de sinvergüenza conocido por el nombre de Braulio Rodríguez. Y hoy continúo con sus declaraciones que me dejaron patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. 
Pues bien, este pajarraco siguió soltando barbaridades del tipo: “Cuando digo que no hay verdadero matrimonio, no estoy pensando sólo en el matrimonio canónico, también en el civil” (es decir, que el tipo también se inmiscuye en los matrimonios que ellos no ofician). No pienso en otro de tipo de uniones afectivas, donde casi lo único que les une es lo físico, lo genital y poco más”. Menos mal, ya sólo faltaría que también metiera su hocico y dijera sus barbaridades con las parejas de hecho, y también en las parejas que se juntan sin más para convivir juntos. Pero no tardará, porque el desocupao no tiene otra cosa que hacer. 
El prelado hizo estas declaraciones, junto con las del miercoles y que les coloqué en el post, y recogidas por el boletín Padre Nuestro de su archidiócesis, durante la homilía celebrada en la catedral toledana. Durante la intervención comentó que el vínculo matrimonial y familiar es algo serio, y lo es para todos, no sólo para los creyentes, dijo Braulio Rodríguez, el drogata. 
Pero el colega siguió diciendo barbaridad tras barbaridad, y después se preguntó si no son motivo de preocupación las familias que por doquier se rompen y, además, en continuo crecimiento. 
Declaró que a él le preocupan mucho, desmarcándose de los responsables políticos y sociales a los que, según él, no les preocupa tanto el dato, cuando con tanto ahínco han luchado para que se implante el llamado divorcio exprés. Lo dicho, parece un oso hormiguero metiendo el morro en todos los agujeros, el sinvergüenza. 
Lo dicho, un sinvergüenza con todas las letras y con todas las de la ley. Todavía me pregunto hoy como no hay nadie que haya hecho nada al respecto. Todavía me pregunto hoy, como no ha ido ningún familiar a partirle la cara a este golfo, y así me pregunto día tras día como puede haber gentuza de esta calaña incitando a hacer estas barbaridades con el uso de la palabra y lo peor, justificándolas con una ley canóniga, (y también terrenal) retrógrada y basada en la sociedad de la Edad Media y no haya en este asqueroso país conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo, nadie que lo enchirone de por vida. Eso es lo peor. Me pregunto, que es lo que esperamos para solucionar este problema, cuando nadie hace nada para evitar que pajarracos de esta índole sigan en los púlpitos y peor aún libres como pájaros. Penoso. Laus deo. Qué asco me dan. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share