domingo, 17 de abril de 2016

Envidia me dan

El primer ministro de Islandia, deja el cargo (aunque sea temporal) por la aparición de su nombre en los papeles de Panamá. Aquí en España a nuestros políticos les salpica la mierda e incluso nadan en ella por robar dinero público, y no dimiten y por supuesto no devuelven el dinero mangado y encima se les coloca en esa institución inútil y derrochadora como es el senado para seguir trincando sin ningún complejo, y encima aforados. Qué envidia me dan los políticos de Islandia. 
Otro caso que se ha dado en Francia y que hace que me salga pelusilla de envidia. Los sindicatos franceses mantienen el pulso al gobierno contra la reforma laboral, porque la consideran demasiado liberal y contraria a los trabajadores. En España, nuestros sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) no movieron ni un puto dedo cuando el PP presento su reforma laboral que a día de hoy sigue estando vigente. Claro, en Francia los sindicalistas viven de las cuotas de sus afiliados, en España viven de las subvenciones que el gobierno les endosa cada año por mantener la boca cerrada y su enorme culo apegado al sillón de sus despachos. En Francia un líder sindical seguro que no cobra los 110.000€ que cobraba Méndez (por poner un ejemplo) al año. Seguro que no. Qué envidia me dan los sindicalistas franceses. Y así, podría estar nombrando cosas y cosas que nos darían envidia. 
En Francia, unas 200 ciudades vivirán manifestaciones en la tercera jornada de protestas en un mes contra la denominada "ley El Khomri", por el nombre de la ministra de Trabajo que defiende la reforma laboral. El reto de los convocantes es superar la cifra de 1,2 millones de manifestantes que aseguraron haber movilizado el pasado día 31, tres veces más de los que contó la policía. 
Los manifestantes quieren que el Ejecutivo retire el proyecto de ley, que ha comenzado ya su trámite parlamentario en la comisión de leyes de la Asamblea Nacional, donde los 52 artículos del texto han recibido más de 1.000 enmiendas. ¿A qué es para dar envidia?. El pasotismo de nuestros sindicatos nos lleva al pasotismo de los trabajadores y a la explotación de los empresarios. Sueldos de mierda, leyes de mierda, derechos de mierda, es lo que han conseguido nuestros sindicatos al no dar la cara frente a la reforma laboral. Sindicatos vendidos al mejor postor gracias a que son casi funcionarios del gobierno y será por eso que no muerden la mano que les da de comer. Los empresarios han sabido jugar sus cartas y por ahora las están jugando bien. Todo les sale a pedir de boca, ya que no tienen enfrente a nadie que se meta con ellos. Es así de cruel, pero es la realidad, que le vamos a hacer. Qué envidia me dan esos países. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share