domingo, 1 de marzo de 2015

Hay cuerda para rato

El título del post se refiere a tiempo, no a Rodrigo Rato, aunque si me apuran un poco a este tío deberían de haberlo amarrado en corto con una cuerda de verdad si se hubiese sabido lo golfo que es y ha sido. Pero bueno, me voy a centrar en el post porque si no me pierdo en divagaciones sobre sinvergüenzas, ladrones y golfos en general. 
Lo del caso Bankia va para largo, pero muy largo. Ahora resulta que los sinvergüenzas del consejo de administración de Bankia, colocaron un recurso ante la fiscalía anticorrupción en el cual decían “DESCONOCER EL USO FRAUDULENTO DE LAS TARJETAS”. Menos mal que en este caso en concreto, (y que no sirva de precedente) la fiscalía se ha opuesto a ese recurso, alegando que “SER CONSEJERO ES MUY SERIO. NO BASTA SER PLEGLABLE A LOS EJECUTIVOS”. Pero, ¿se puede ser más sinvergüenza, más caradura y más golfo?. Si queridos blogueros, se puede ser y el consejo de administración de Bankia lo demuestra. Vaya tela. Yo lo flipo en colores, de verdad. 
El recurso de la fiscalía anticorrupción, ve la luz el mismo día en que el “JUEZ ANDREU IMPONE UNA FIANZA CIVIL SOLIDARIA DE 800M DE € POR EL CASO BANKIA A VARIOS IMPUTADOS ENTRE ELLOS A LA ENTIDAD, A SU MATRIZ BFA Y A SU EXPRESIDENTE RODRIGO RATO POR LAS PRESUNTAS IRREGULARIDADES EN LA SALIDA A BOLSA DE BANKIA”. Toma del frasco, Carrasco. 
A parte de las tarjetas con las cuales disfrutaban a pajera abierta hasta el último que pasaba por allí, se junta que la salida a bolsa de la entidad está plagada de datos falsos, cuentas falsas, retoques no autorizados para dar una imagen que no había y todo eso bajo el mandato de Rodrigo Rato que junto a su colega, el autorizante de las tarjetas el conocido como Miguel Blesa, junto con el otro golfo el tal Barcoj y toda la chusma política y sindical (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) que gobernaban Bankia a su antojo y a la misma vez la arruinaban con sus gastos desmesurados con las tarjetas black, han hundido a Bankia en la miseria. 
Ahora parece que está levantando cabeza gracias a Goirigolzarri que parece tener los pies en el suelo y que mientras no se demuestre lo contrario, es honrado. Por lo menos es lo que se ve. Recuerden que esto está sucediendo en este país conocido como España. Aunque comprendería que dudasen; porque en un país normal, algo así sería imposible. Pero recuerden que éste no es un país normal, sino España: un lugar donde, todo disparate, por gordo que sea, tiene su asiento, y donde, por poner un ejemplo clásico, una ardilla podría cruzar la Península saltando de golfo en golfo sin tocar el suelo. Con lo dicho anteriormente ya pueden ustedes sacar sus propias conclusiones. Las mías ya las tengo sacadas hace tiempo, y la verdad no son nada alentadoras. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share