miércoles, 25 de marzo de 2015

Ahora para otros

Punto y final. Se acabó. El chupeteo, el mangoneo, el trapicheo y todos los demás adjetivos que se le quieran añadir a la manipulación del dinero público para los cursos de formación que hasta la fecha controlaban sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) y patronal ha llegado a su fin. Si queridos blogueros, como lo leen. Parecía mentira, pero por fin el gobierno se ha puesto en su sitito y se ha dado cuenta que dejar tanta pasta en manos de tanto golfo ha sido un error durante muchísimos años, y ha tenido que ser a través de la juez Ayala y de la operación EDU, la que por fin ha puesto los puntos sobre las íes. 
Todo lo anterior viene a colación, porque mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, leí esta excelente noticia: “EL GOBIERNO QUITA A PATRONAL Y SINDICATOS EL MONOPOLIO DE LA FORMACIÓN”. Olé, olé y olé. La ministra Báñez ha dicho que había poco control y poca transparencia, además de un desajuste entre las ofertas y las demandas de empleo, es decir, que sacaban cursos que no tenían nada que ver con la situación laboral y que no presentaban nada para justificar esos cursos, como ha sí se está demostrando con la operación EDU, que la pasta era para juergas, putas, coca, etc, etc, y lo que sobraba para los cursos de formación. 
Ya era hora de que esto pasara de una vez. Pero les recuerdo que estamos en España, en donde no hay sopa Hispana sin pelo dentro y eso me lleva a pensar que las intenciones son buenas, pero los actos van por otro lado. La experiencia de este asqueroso país demuestra que los sinvergüenzas abundan por doquier, y lo único que ha hecho el gobierno ha sido quitar el chupeteo de un sitio para ponerlo en otro. Si queridos blogueros, lo escribo como lo siento, ya que estamos en España y eso es un matiz muy, pero que muy importante para entender ciertas cosas y el por qué de la situación en la que estamos con tanto ladrón, tanto fraude, tanto mangoneo, etc, etc, por parte de unos políticos, unos sindicalistas que en teoría están para defender a los ciudadanos y a los trabajadores y que por el contrario hacen lo contrario, dejad a esas personas a su aire para forrarse ellos a costa de los ciudadanos y los trabajadores. Esta es la auténtica realidad, y mientras que esta situación no se solucione ya pueden sacar miles de reales decretos porque no habrá solución. 
Buscar la solución a que tanto sinvergüenza meta la mano en el dinero público es complicado, en parte porque son esos sinvergüenzas los que hacen las leyes para gestionar esos recursos que van para otros. Por eso, cuando el gobierno ha aprobado un Real Decreto-Ley de reforma de la formación profesional, me he meado encima de la risa, porque es una norma que llega fundamentalmente para "EVITAR NUEVOS CASOS DE FRAUDE EN LA IMPARTICIÓN DE CURSOS” ya que en este ámbito se han producido algunos de los casos de fraude más graves y llamativos de la Democracia. Lo dicho, lo único que han hecho ha sido cambiar de manos. Por lo demás todo igual, sino tiempo al tiempo. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share