domingo, 29 de octubre de 2017

Fanático

Alguna vez que otra les he comentado en este blog pecador, que en esta España de pandereta, o como se llame esta descojonación de Espronceda en la que habitamos, la cultura, la memoria y la vergüenza torera siempre fueron los primeros rehenes a ejecutar por parte de los golfos, los fanáticos, los idiotas y los indiferentes. Las prioridades queridos blogueros, son las prioridades. 
Pero en ese post en concreto me voy a centrar en la memoria, porque el personaje protagonista de este post, parece que tiene poca, o no le interesa tenerla para algunos casos en concreto y máxime cuando ha defendido los colores de la selección española. 
Resulta, que este tipo fue uno de los mejores jugadores de fútbol de nuestro país. Después es y sigue siendo un entrenador el cual con su talento más que demostrado, ha llevado a todos los equipos que ha dirigido a lo más alto del panorama futbolístico mundial. Pero no hay sopa Hispana sin pelo dentro, y claro queridos lectores, todo el mundo tiene su lado oscuro, y el de este personaje es ser o por lo menos defiende, el independentismo catalán a capa y espada. Y como siempre para muestra un botón. Resulta que este personaje es el actual entrenador del Manchester City, y juega en la Champions League. Pues bien, hasta ahí todo normal. Lo que hizo que la rueda de prensa fuera algo ilógico fue cuando soltó la frase lapidaria o la dedicatoria ilógica la cual dejó a casi todo el mundo patidefuá, y descolocado. El colega dedico la victoria del Manchester City a los “LÍDERES INDEPENDENTISTA DE OMNIUM Y ANC”, los conocidos como los Jordis, que han sido detenidos y encarcelados por altercados públicos contra agentes de la Guardia Civil y una Secretaria Judicial, mientras éstos hacían su trabajo mandados por un juez. 
Está muy bien que este tiparraco tenga ideología independentista, y además está en su derecho de serlo y de tenerla, pero de ahí a mezclarlo con un partido de fútbol internacional como es la Champions League y encima lo diga desde la sala de prensa del equipo inglés que dirige ahora, que nada tiene que ver con el tema, me parece simplemente un disparate de lo más gordo y desafortunado. 
Menos mal que las palabras de este tiparraco tienen el mismo valor que si yo opinara sobre la fusión nuclear, es decir, ninguno. Pero el matiz está en lo público que es el personaje, el cual puede llevar a varias personas fanáticas del independentismo, del personaje y de los valores que representa, a llegar a extremos no deseados. Con lo cual opino que esa clase de frases y de posicionamientos políticos desde los banquillos de fútbol es un disparate y se deberían de hacer en los cafés con los colegas independentistas, o no o en su defecto en casa, comentándoselo a la mujer, o no, dependiendo si ésta tiene también esa ideología. 
Muy mal por su parte, y desde este humilde blog, que puede ser pecador, o no, le transmito mi opinión, que puede ser válida, o no, pero es la mía. El personaje del que hablo, por si no lo habían adivinado es Pep Guardiola. Ahí queda eso. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share