miércoles, 22 de febrero de 2017

Los paga infantas

La semana pasada salió la sentencia del caso Nóos. Como siempre pasa en este país de pandereta, fue de risa. Pero pa mearse y no echar gota. Pensaba que la justicia era igual para todos, y de nuevo mi gozo en un pozo. De nuevo mi fe en este país y en sus instituciones se han ido por la alcantarilla. De nuevo volvemos a la España de dos niveles, esa en la que los políticos hacen las leyes para sus amigos, pero la imponen a los que no lo son, esta España en la cual por robar una gallina tienes tres años de cárcel y por robar miles de euros (caso Pujol, por poner un ejemplo) los ladronzuelos están libres y viviendo la vida. Pero es lo que nos ha tocado, y es con lo que tenemos que tirar palante. 
Como les decía, ha salido la sentencia del caso Nóos, y como se sabía desde que empezó la instrucción, la infanta Cristina iba a salir libre como un pajarito, como así ha sido. Por lo mismo, o por algo parecido, Isabel Pantoja estuvo 3 años en la cárcel, pero claro, la tonadillera no era ni es infanta de este país de mierda en el que vivimos. La sentencia la absuelve de todos los cargos, pero tiene que pagar una multa de 250.000€, los cuales ingresó hace tiempo en el juzgado. Ese dinero como ustedes se imaginan, sale del bolsillo de los españoles, con lo cual y no hace falta hilar muy fino, la multa se la vamos a pagar nosotros. Sí, todos los españoles, igual que salvamos bancos, autopistas y esas cosas que hacen ricos a otros con el sufrimiento de los mismos. 
Pero el colmo de los colmos, es que el mismo juzgado que ha absuelto a la infanta por no enterarse de nada, por no saber lo que su marido hacía, por no saber a lo que su marido se dedicaba, ese mismo juzgado como les decía, condeno hace un mes a un joven a 3 años de cárcel por robar una bicicleta, para que vean ustedes lo igual que es la ley para todos. 
Somos unos paga infantas, no por que queramos, sino porque con nuestras nóminas el gobierno hace lo que quiere al tenerlas controladas a través de la agencia tributaria, cosa que a los ricos no pueden hacérselo. Es lo que tenemos y es lo que hay Maikel Naig. Pagar sí o sí a unos choriz@s que se ríen delante de nuestros morros. 
Lo peor es que la infanta y su queridísimo marido viven en Ginebra, y si el pájaro tiene que ingresar en prisión, ¿quién va a ir a por él para trincarlo? y lo más importante, ¿va a venir él por su propio pie a entregarse?. Tengo mis serias dudas al respecto, pero habrá que ver la situación y habrá que ver como la resuelve la justicia española. Pero viendo el panorama, me espero poco de esta institución politizada hasta las trancas. 
Esa es la fe que tengo en la justicia de este país, NINGUNA. Lo siento, pero es la cruda realidad, viendo el panorama que hay. Vaya tela. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share