miércoles, 25 de mayo de 2016

¿Subir los salarios?

¿Se acuerdan ustedes de esta frase y quién la pronuncio?, “OJALÁ QUE PUDIÉRAMOS EMPEZAR A SUBIR LOS SALARIOS MAÑANA MISMO”. Ahora les voy a poner otra frase del mismo personaje para ver si averiguan quién es: “TENER TRABAJO FIJO Y SEGURO ES UN CONCEPTO DEL S. XIX”. Aunque parezca mentira, me pongo colorado cuando lo veo por la tele, y aunque parezca mentira, las dos frases las dice el mismo tiparraco. 
Pero lo de este hombre no queda ahí, basta con darse un garbeo no muy profundo por las revistas color salmón, para darse cuenta de qué lado masca la iguana a la hora de hablar de este personaje. Sólo unos datos. Gas Natural le sube un 64% el sueldo a este tipo, hasta llegar a los 208.000€ al año. Este tipo de cuyo nombre no quiero acordarme, es consejero de esta empresa desde 2009 y desde entonces ha recibido la friolera de 910.500€. Si yo ganara eso, a los currelas de verdad, a los que hacen que eso sueldos sean posibles, me importarían una mierda tanto sus condiciones como su salario, como es el caso de este tiparraco. 
Ahora entiendo muchas cosas, ahora entiendo por qué no suben los salarios a los currelas, porque si fuera así la empresa ganaría menos con lo que ellos, es decir, los consejeros de Gas Natural ganarían menos. Pero esto es extrapolable a todas las multinacionales grandes anden o no anden, sean del sector que sean. Por supuesto ahora entiendo también lo del trabajo fijo, porque a la hora de despedir a currelas fijos, les supone un gasto increíble de ahí que este tiparraco no quiera ese modelo de contrato ni harto de vino. Por supuesto, todo esto es posible con la ayuda inestimable de los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo), ya que su inoperancia y su mal hacer en muchos conflictos laborales y su mal comportamiento ante la que está cayendo y su pasotismo a la hora de cortar por lo sano con esta bajada de salarios y de derechos de los trabajadores a cambio de seguir trincando subvenciones estatales con manos llenas, contribuye a que este tiparraco pueda decir, e incluso a hacer lo que dice. Ya me gustaría tener a mí los sindicatos franceses, por ejemplo, por no irme muy lejos, los cuales se dejan la piel y la vida por sus afiliados. Aquí eso es impensable, ya que los sindicalistas pertenecen a consejos de administración de empresas, (cobrando sus buenos sueldazos) que luego vulneran derechos y sueldos a los trabajadores y recortándoles de todo a cambio del trabajo, porque todo el mundo necesita trabajar y de eso se aprovechan. 
Es una vergüenza lo que está pasando, pero esa es la cruda realidad de este país conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo. Ah se me olvidaba, el tiparraco al que me refiero es Juan Rosell, el presidente de la CEOE, el jefe de los empresarios españoles. Vaya tela marinera, la que nos ha caído encima. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share