domingo, 6 de marzo de 2016

Con chulería

Me jode mucho que me roben. Me jode mucho que lo hagan personas a las que has depositado tú voto para que mejoren las cosas, que no su estatus. Me jode mucho que luego en los tribunales o ante la Guardia Civil estos ladrones de guante blanco digan que no saben nada. Me jode mucho que luego las instrucciones de estos casos se eternicen una barbaridad por la justicia de mierda que tenemos en esta deliciosa España, porque de alguna manera hay que llamarla. Me jode mucho que luego los condenen pero no devuelvan ni un céntimo de lo que han robado. Pero el colmo, la gota que colma el vaso y la impotencia de los ciudadanos es que encima lo digan con chulería. Ojo a lo que les voy a colocar. 
Se pueden sentar, porque lo que viene a continuación es muy, pero que muy fuerte. El sistema utilizado no debe de variar mucho en otros lugares y en todas las instituciones donde los políticos asquerosos que tenemos meten la mano, porque sólo cabe recordar que “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”. Pero bueno, ahí va: “AQUÍ SE ESTÁ A LOS PIES DEL PSOE”. “SE LE DIO (UN CONTRATO) PORQUE ME SALIÓ A MÍ DE LA POLLA”. “HAY MÁS DE CUARENTA EMPRESAS Y EL CONTRATO SE LO DI A TU PADRE”. 
Son palabras del alcalde de La Algaba (Sevilla), Diego Manuel Agüera (PSOE), y corresponden a una conversación que mantuvo en 2013 con una trabajadora del Ayuntamiento, en la que se refiere a varios contratos adjudicados por su equipo de gobierno. La charla, en la que el regidor algabeño admite explícitamente irregularidades en las adjudicaciones públicas de su gobierno, fue grabada y está ya en manos de un juzgado de Sevilla. 
La grabación completa tiene una duración aproximada de diez minutos y en ella el alcalde reconoce que se habrían amañado, al menos, dos adjudicaciones de otros tantos contratos municipales. El primero de ellos, una obra por un importe de 140.000€ y, la segunda, el suministro de carros para los barrenderos, por 22.000€. En el primer caso, el adjudicatario no es otro que el padre de la militante socialista a la que se lo cuenta, E.C.G., cuya familia, por lo que asegura Agüera, se habría visto beneficiada notablemente por las adjudicaciones del Consistorio. Digno de un guión de Martin Scorsese. La cara más oscura de la política en España. 
Como han leído ustedes nada nuevo bajo el sol español. Pero este tiene la diferencia de que el alcalde de La Algaba lo dice con chulería, porque sabe que no le va a pasar absolutamente nada por hacer esos trapicheos. Ese es el problema que tiene nuestra justicia con la política, que no obligan a nadie a devolver el dinero robado y malversado. Claro, los jueces aplican las leyes que los políticos hacen a su medida. Pero si dieran ejemplo, harían leyes de verdad, y una de ellas sería la devolución de todo lo mangado, y hasta que no se haga enchironado. Esa sería la auténtica ley. Una quimera, viviendo en el país que vivo. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share