domingo, 22 de diciembre de 2013

Otro impuesto que no pagan

La Iglesia Católica es una institución con mucha suerte. Está subvencionada por el Estado, cobra por visitar catedrales e iglesias que a su vez mantiene el Estado, tiene su propia asignatura en los colegios públicos y ahora tampoco va a pagar el IBI. Si queridos blogueros, como lo leen, se escapa de este impuesto cosa que los demás ciudadanos no podemos evitar aunque no tengas ningún ingreso. Es lo que tenemos en esta España de pandereta. 
Pues bien todo esto viene a colación, porque los otros días leí un titular que me dejó un poco descolocado. En él se decía lo siguiente: “EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL IMPIDE QUE LA IGLESIA CATÓLICA PAGUE EL IBI”. ¿Por qué? le preguntaría yo a los componentes de dicho tribunal. ¿Por qué no impiden también que los musulmanes no paguen el IBI de sus mezquitas?. La ley es igual para todos, según pone nuestra Constitución, pero como se vuelve a demostrar, los jueces y de paso la justicia se mueven por colores políticos e ideologías políticas. Así jamás tendremos una justicia digna e igualitaria en España. 
Lo que no se puede consentir, es que desde la justicia hagan el trabajo sucio de la política. El IBI es un impuesto que grava sobre los inmuebles, y la iglesia tiene un montón de ellos que además tienen la cara dura de cobrar por entrar a visitarlos, mientras personas sin ingresos y en paro tienen que hacer frente a este impuesto, so pena de que vayan 40 lecheras de los nacionales a dar hostias para que paguen. Es la cruda realidad de España. 
La iglesia tanto que pide (esa es otra Nicolás) podía dar ejemplo y pagar como mínimo este impuesto o sino que sea el Estado a través de la Agencia Tributaria y del IRPF el que se haga cargo de pagarlo. Por ejemplo, la catedral de Granada según las sentencia del Constitucional no tiene que pagar el IBI, pues bien el gobierno a través del IRPF que desvíe la cantidad de ese impuesto al ayuntamiento granadino y así se soluciona el jamón. Lo que no puede ser es que sea esto, es decir, todo pa mí, todo pa mí o lo que es lo mismo, hacer lo que yo diga pero no hagáis lo que yo haga. Si siguen así se van a hacer de oro, cosa por otra parte que han conseguido ya sólo hay que ver el montón de riqueza que ostentan cada vez que ve el interior del Vaticano o lo que pulula a su alrededor en forma de curia. 
Lo de siempre, los ricos cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres y encima manteniendo a muchos de estos ricos porque el gobierno de turno y sus jueces así lo quieren. Que vamos hacer, es lo que me ha tocado vivir en esta España de pandereta. Vivir para ver. “LAUS DEO”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share