miércoles, 11 de diciembre de 2013

El sindicalismo feudal

Éstos sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) se piensan que los ciudadanos somos tontos del culo. Se creen que no nos damos cuenta que son unos chorizos, unos ladrones, unos estafadores, unos vividores, unos juerguistas, unos maleantes y unos golfos que viven de las subvenciones que les atiza el gobierno de turno y por las cuales pueden hacer todo lo anteriormente mencionado, porque trabajar, lo que se dice trabajar me río yo de lo que les cae por la frente de a sindicalistas. 
Pues bien, ahora resulta que el tipo este conocido en los ambientes sindicales como Cándido Méndez, ha soltado una de esas perlas que van a dar que hablar. Seguro que iba flipao, o seguro que estaba haciendo la digestión después de haber comido en uno de los mejores restaurantes de Madrid como nos tiene acostumbrados y ya se sabe que es lo que pasa después de comer, que toda la sangre se va al estomago y te entra un sopor que válgame dios. Pues bien, al Méndez le ha tenido que pasar eso, porque sino no entiendo esta última gilipollez suya. Atención, la puedes ver si pinchas en los enlaces* de más abajo. 
Lo dicho este sindicalista tiene a los españoles por tontos. Lo que le pasa a este barbudo, es que le está viendo las orejas al lobo, y eso se traduce en la más que probable disminución de fondos públicos con la suma de pérdida de afiliados lo que hace que diga la barbaridad que verán si pinchan en los enlaces. La era del sindicalismo pagado por los impuestos de todos los españoles está llegando a su fin, o por lo menos, reducción de éstos por parte de la administración central. Me alegro y mucho de que esto sea así ya que si quieren hacer mariscadas, falsificar facturas, irse de putas, drogarse, etc, etc, etc, que lo hagan con su dinero y no con un dinero que ni siquiera es suyo y que iba destinado a cursos para desempleados. Por otro lado, no sé como la Junta de Andalucía le va a reclamar la millonada que le ha dado a la UGT- Andalucía y que se ha visto que han usado para otros fines, o simplemente han utilizado el nombre del gobierno andaluz para pasar facturas de sus fiestorros. 
Me alegro muchísimo de que esta forma de sindicalismo que tenemos en España llegue a su fin. No ha hecho absolutamente nada en 30 años que lleva en el poder. El Méndez siempre ha sido un oportunista que ha buscado la foto, es decir, un sindicalista que siempre ha estado en el lugar preciso en el momento justo. Pero así no se hace sindicalismo, el sindicalismo se hace apoyando a los trabajadores, estando con ellos, no malgastando el dinero que va destinado a ellos y a los parados, siendo humildes y no comiendo ni cenando en los mejores restaurantes de Madrid, porque así lo único que han conseguido estos sindicatos, es llegar a la situación de desapego que los trabajadores tienen hacía ellos y que es más evidente cada día que pasa. Lo que deberían hacer es borrón y cuenta nueva y empezar desde cero con las bases sindicales bien definidas y viviendo de sus afiliados, ya verán como la cosa cambia. Pero no, es mejor estafar, robar y vivir de los impuestos de los españoles como lo están haciendo que trabajar por ellos. Y encima suelta la gilipollez que les coloco en el enlace. No tiene vergüenza, ni el Méndez ni su colega el Toxo, cada vez más alejados de la realidad laboral y más apegados a los buenos fogones madrileños y españoles. Qué pena. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

*PD: mira la gilipollez AQUÍ 

**PD: mira la noticia AQUÍ 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share