domingo, 29 de septiembre de 2013

Más comilonas por la pati

“Treinta raciones de langostinos, 1.080€; seis pargos al horno, 126€; seis cilindros de foie, 90€; seis botellas de riojas de reserva Marqués de Arienzo, 114€. Son algunas de las exquisiteces gastronómicas que recoge la cuenta de la comida navideña que celebró la Unión General de Trabajadores (UGT) en Andalucía el 21 de diciembre de 2009 en un restaurante de la capital sevillana. El importe de la mariscada, que ascendió a 2.047,90€ (la mitad sólo en bandejas de langostinos), se endosó a una subvención de la Junta de Andalucía. La factura emitida por el restaurante donde comieron a la carta veinte dirigentes del sindicato, Puerto Delicia, a la que ha tenido acceso este periódico, indica que el «homenaje» culinario se cargó a una ayuda anual que le concedió la antigua Consejería de Empleo para sufragar costes de los representantes del sindicato en procesos de negociación colectiva”. 
Esta noticia fue la que leí los otros días mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro. ¿Ustedes creen que lo flipe?, pues sí, lo flipe pero bien flipao, lo mismo que seguramente todos ustedes lo habrán hecho y encima la flipaera por la pati y sin ningún daño colateral. Si quieren estar más tiempo flipaos, pueden leer la noticia íntegra en el enlace* que les coloco más abajo. Se lo pueden tomar como una chulería por m i parte como otra cualquiera. 
Lo primero que a uno se le viene a la cabeza después de leer estas barbaridades, es en manos de quién estamos. Unas manos que están de mierda hasta el codo y nadie hace nada para remediarlo. Ni siquiera la justicia española es capaz de detener esta sangría de chorizos y sinvergüenzas por el simple hecho de que a lo mejor no hay bastantes cárceles para tanto golfo. Unos sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) que viven por y para ellos importándoles tres mierdas la situación de los pocos trabajadores que hay en esta España ruin y muerta de hambre en la que habitamos. Pero para que estos sindicalistas hagan estas cochinadas tiene que tener detrás a otros cochinos más sinvergüenzas que ellos, y en este caso se cumple la regla, ya que hay detrás dirigentes sociatas con altos cargos en la Junta de Andalucía que a cambio de hacer ingresos y consentir ciertos favores, pues hacían la vista gorda mientras se llenaban los bolsillos a costa de subvenciones para los más desfavorecidos. O sea, una auténtica mafia napolitana pero a lo cutre y salchichero. 
 ¿Y de esto no sabían nada Griñan ni Chaves?, eso no se lo cree ni dios y por eso ambos son ya aforados para que la mierda que pueda salpicar a ellos no les llegue. Muchas veces me pregunto donde está la justicia de mierda que tenemos este país. Como es posible que la justicia actúes pitando para casos sin importancia y siempre a unos pobres desgraciados, y por otro lado sea tan indulgente con gentuza de esta calaña que sólo roba, roba y roba para lucrarse y vivir como dios y encima teniendo que aguantar que esta gentuzas sindicalista recibe subvenciones de mis impuestos para que los dos ejemplares de Méndez y Toxo cobren al año 110.000€ por tocarse los huevos y pegarse buenas comilonas en buenos restaurantes y acosta de subvenciones que van dirigidas a solventar el problema de la gente más desgraciada. Muchas veces me pregunto que como es posible que en un país desarrollado como España (teniendo en cuenta que eso lo dicen los de siempre) tengamos a sindicatos de esta calaña, con ese perfil de ladrón, vividor, gandul y golfo. Como puede ser eso posible. 
Pues lo es, y sólo hace falta encontrar periódicos para que día sí día también nos encontremos con casos de este tipo. Los sindicatos deberían de desaparecer, porque están llegando a un punto que no sirven absolutamente para nada, si exceptuamos las comilonas que se pegan y la vida padre que se pegan a costa de los de siempre. A lo mejor lo que hay que retirar son las cuantiosas subvenciones que el gobierno de turno les atiza y esas subvenciones emplearlas en becas o en sanidad. Lo mismo opino de las subvenciones a los partidos políticos y chusma variada que recibe subvenciones de mis impuestos. ¿No lo creen ustedes así también?. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

*PD: mira el resto de la noticia AQUÍ 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share