miércoles, 4 de septiembre de 2013

Golfos, vagos y ahora chorizos

Estos sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) no tienen vergüenza ni de la barata, que ya es decir. Venga criticar las políticas económicas del gobierno (las del PP, porque las de su colega el sociata ZP no las criticaron ni de coña a pesar de llevarnos a esta situación) y ahora resulta que ellos no declaran al fisco ciertas cantidades de dinero. Es un poco lioso el tema, pero tratándose de sindicalistas, vagos, desocupaos y gandules, pues entonces es mucho más lioso porque tienen mucho tiempo libre durante el día para pensar todas estas triquiñuelas económicas para forrarse y ya de paso olvidarse de los pocos trabajadores que quedan que con esta actitud de robo y mangoneo ya no se fían de unos sindicatos vendidos al mejor postor y ocupados en esconder mangoneos varios. 
Pues bien, UGT Andalucía pagó sobresueldos a su ejecutiva en 2011 y 2012 como si fueran dietas y gastos de desplazamiento y por lo tanto estas retribuciones a la cúpula sindical NO le tributaban como ingresos a efectos de IRPF. Es decir, una estafa pura y dura por parte de unos sindicalistas que viven casi exclusivamente de las subvenciones que el gobierno les atiza. No se vayan todavía que aún hay más. Las cantidades oscilan entre los 400 y los 450€ mensuales a cada miembro de la ejecutiva con lo que hace un total de 84.000€ al año, dinero que sale de la cuota de los afiliados (la menos porque los tienen con cuentagotas) y el resto de las subvenciones que les atiza el gobierno andaluz presidido por el coleguilla y amiguete de esta gentuza el conocido como Griñan. 
Un autónomo o una pequeña PYME deja de pagar 5 céntimos de cualquier impuesto, y los inspectores de Hacienda les están soplando en el cogote hasta el día del juicio final. Pero lo hacen esto bribones y aquí no pasa nada, porque con un buen abogado que medianamente conozca su oficio, esta gentuza tratara de quitar al juez que lleva el caso, trataran de buscarle las cosquillas a la policía por cualquier error para declarar nula la investigación, trataran de recurrir lo irrecurrible para retrasar lo máximo el juicio y así trataran que el delito prescriba y a vivir que son dos días. Recuerden queridos blogueros que estamos en España y eso no debe resultar un matiz baladí a la hora de entender cómo se mueven ciertas cosas en este país de pandereta que nos ha tocado vivir. Unos mangonean para llevar un mejor tren de vida y no pasa nada, mientras que otros trabajan en B para llevar una trozo de pan a casa y mientras Hacienda, jueces, policía y hasta la madre que los parió se echan encima porque trabajar y no declarar es delito. Esta es la España que tenemos y la que nos están obligando a que tengamos. Lo que yo no sé es si habrá cárceles para tanto chorizo. 
Si yo fuera alguien en este asqueroso país que me ha tocado vivir, lo primero que haría sería retirarle todas las subvenciones públicas a todos los sindicatos y una vez solucionado el tema con una sentencia judicial seria, pues se tomarían las medidas oportunas. Si es a favor de ellos, pues a seguir untándolos pero si es a favor de la otra parte que yo represento…… se pueden imaginar que feliz me harían. Pero esto es una quimera, y como toda quimera está muy, pero que muy lejana de que alguna vez las cosas sean como yo las haría. Por eso sólo me queda ajo y agua y ver como estos sindicalistas se rien de nosotros delante de nuestras narices mientras defraudan al fisco sin ningún pudor y sin ninguna vergüenza. Como dice el refrán, a dios rogando y con el mazo dando. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share