domingo, 9 de junio de 2013

Se lo subvencionan todo

Es lo último que me quedaba por ver de nuestra asquerosa y lejana clase política. Lo de lejana me refiero a que ellos viven en otra dimensión, alejados de los problemas de los ciudadanos, en un mundo creado por ellos en donde no existen los problemas económicos, no existen los problemas para llegar a final de mes y no existen los problemas para emborracharse. Si queridos blogueros, como lo leéis. Que sepáis que también los españolitos de a pie, esos mismos que ellos dicen defender hasta la muerte (jajajajajajajajajajajaajajajajajajajajajajajajaja), les subvencionamos las borracheras. Como siempre pasa, cuando salta un escándalo de este tipo, sale a la palestra el de siempre, es decir, el Cayo Lara diciendo o pidiendo que se elimine ese subsidio, ¿qué hubiera pasado si la noticia no salta?, pues que hubiesen seguido igual, es decir, emborrachándose a costa de los españoles honrados que tenemos la mala suerte de tener, mantener y soportar a esta chusma política. Son unos demagogos. Así de simple. Todo esto viene a colación porque mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, leí por internet este escándalo realizado pos sus señorías los parlamentarios. Se la coloco íntegra para que ustedes saquen sus propias conclusiones al respecto. 

El Congreso justifica la subvención de sus gin-tonics tras la polémica por su precio”. 

“No solo son los gin tonics de la polémica. La mayoría de los productos que se venden en los restaurantes y cafeterías de la Cámara Baja son mucho más baratos que en las calles de alrededor. El Congreso compensa a la concesionaria del servicio por sus pérdidas, aunque explica que éstas no se deben a los pequeños precios sino a que el servicio en la Cámara requiere, entre otras cosas, mucho personal. La compensación se cifra, como máximo, en un millón de euros. 
En el pliego de condiciones del concurso aparece la lista de precios máximos que la empresa concesionaria deberá respetar. Por ejemplo: 9€ el menú del día, un café 0,85€, un pincho de tortilla 1,40€, una caña de cerveza 0,95€, o un gin-tonic 3,45€ si es de Larios y 5,05€ euros si es de Beafeater. Pero las opciones de terminar con esta práctica, que costará al erario público 4.287.500€ más IVA entre noviembre de 2013 y diciembre de 2017, parecen por ahora remotas”. Toma del frasco, Carrasco. A ver si lo he entendido. Los parlamentarios cobran 6.000€ al mes, aproximadamente. El Congreso de los Diputados, es decir, todos los ciudadanos, les subvenciona todos esos artículos alegando que la cafetería necesita mucho personal, ¿es así?, si no es así les ruego que me corrijan. Pero al hilo de esto, me surgen un par de preguntas. Puede ser que yo sea gilipollas y necesite alguna explicación más que los demás, pero bueno. ¿Hay los mismos camareros que asesores?, es decir, ¿un camarero por cada dos políticos siempre y cuando éstos no pertenezcan a ninguna comisión ni nada por el estilo?. No me extraña que luego los diputados/as salgan diciendo gilipolleces, porque con lo que les cuesta un cubalibre, se pueden hinchar y pillar cogorzas de muy señor mío. Ahora me explico el por qué muchas veces está el hemiciclo tan vacío, porque están en sus despachos durmiendo la mona, o mejor dicho, esperando que se les pase la borrachera. 
Pero puestos a subvencionar desde la cueva de Alí Baba, huy perdón, el Congreso de los Diputados, me pregunto si también subvencionaran estas otras cosas, fiestorros para celebrar que se ríen de nosotros, despedidas de soltero/a en el hemiciclo con stripper y desnudos integrales, una visita de hombres y mujeres de compañía para matar las ansias que deben de tener los diputados/as al estar fuera de sus hogares, porque recordemos que todos los diputados/as son de fuera de Madrid (los que son de la ciudad fijan su residencia fuera de ella para cobrar las dietas), y todo aderezado con confetis, luces de neón y toda la parafernalia que se necesita para este tipo de eventos, porque seguro que el Congreso también tiene contratado por unos cuantos miles de millones de euros, a alguna empresa que haga esos menesteres. A eso dedican mis impuestos. Mientras recortando en educación, en pensiones, en sanidad, etc, etc y ellos/as despilfarrando un dinero que ni siquiera es suyo en su beneficio propio, aun ganando una millonada. Pero tiene su lado bueno, que da empleo y además nos reímos de las chorradas que sueltan cuando van borrachos, que será la mayoría de las veces, porque seguro que el carajillo y la copa de Terry también lo tendrán subvencionado. Y luego pedirán que tengamos paciencia y que nos apretemos más el cinturón, pero ellos viviendo como ricos y gastando como pobres, porque los precios esos ya no se ven ni en los bares de mi pueblo que ya es decir. Qué asco me dan. Pero lo peor de todo es que cada día que pasa y veo más injustica de ellos hacia los ciudadanos me convenzo más de que no los necesitamos para nada, si exceptuamos que nos partimos el culo con ellos y que nos cuestan un ojo de la cara su mantenimiento. 
 Pero esto es sólo en la cueva de Alí Babá, ¿qué pasará en la institución inútil y derrochadora conocida como Senado y los demás parlamentos autonómicos?, pues que al gastazo que supone lo del Congreso habrá que sumarle el gastazo de todas los demás, que tampoco será moco de pavo, dicho sea de paso. ¿Por qué?, es la pregunta que me hago. Asquerosos. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share