miércoles, 5 de junio de 2013

Concesiones eclesiásticas

La tribu esta vestida de negro, blanco y púrpura les pasa como a los sindicatos (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) que viven de las subvenciones que les atiza el gobierno de turno, porque si tuvieran que vivir de las colectas de las misas, la mitad de las iglesias estarían cerradas, como los sindicatos, que si tuvieran que hacerlo de las cuotas de los trabajadores, haría años que estarían trincados. Por si fuera poco, los de negro, purpura y blanco también exigen, sobre todo al gobierno, para que ceda en una cosilla dentro del capítulo de la educación. Na, poca cosa. 
La reforma educativa de Wert, cede a las exigencias de la Iglesia Católica y la asignatura de Religión pasa a convertirse en asignatura que vuelve a contar para la media. Me surgen varias preguntas que al ser tan obvias pienso que ustedes también las han deducido. Una de ellas es la siguiente, ¿por qué?. Otra sería, ¿qué pasa con las otras religiones?, porque claro, al colegio van también niños de padres inmigrantes como pueden ser rusos, con religión ortodoxa, indios, con religión hindú, musulmanes, con religión islámica, etc, etc, etc. Otra pregunta al hilo de lo anterior sería, ¿qué va a pasar con esos niños si sus padres se niegan a dar la asignatura de religión, no aprobarán ni pasarán de curso con lo que se quedaran repitiendo y repitiendo hasta el infinito y mucho más?. Otra pregunta muy interesante es, ¿por qué si España es un estado aconfesional, tenemos que soportar las exigencias de esto tipos vestidos de negro, púrpura y blanco cada vez que llega el PP al poder?. Y ya la pregunta más interesante, ¿es el tema religioso el culpable de tanta reforma educativa?. Me da la sensación de que así es, ya que cuando llega PSOE, quitan la asignatura de religión, llega el PP, la vuelve a poner, llega el PSOE pues otra vea a quitarla y así hasta el infinito y mucho más. 
Lo que deben de de hacer estos mamarrachos de dirigentes políticos que tenemos, es dejar en paz de una puta vez la educación, y si un niño es cristiano, otro musulmán, otro hindú, otro ortodoxo, etc, pues que sean sus padres los que se ocupen de ese tema llevándolos a sus respectivas mezquitas, iglesias o a donde sea y que cada cual rece a quién le salga de la entre pierna. Pero imponer una asignatura que además cuenta para la media sin yo quererlo y además contando con niños que son de otras religiones o simplemente no creen en nada, es un claro ataque a la libertad religiosa. Los políticos estos de pacotilla que tenemos, deberían de diferenciar que educación no es lo mismo que adoctrinamiento. Esto es simple y llanamente una concesión a una tribu que todavía se cree con poder y que no quiere perder protagonismo en una sociedad que no les hace ni puto caso. Ese es el problema de fondo, que la iglesia está viendo que nadie va a misa, que nadie reza, que los jóvenes pasan olímpicamente de ellos y entonces aprovechan que están sus colegas en el poder y así imponen que la religión vuelva a tener el estatus que tenía antes. A falta de pan, buenas son tortas y a falta de feligreses pues a estudiar religión por cojones. 
Esto me recuerda una frase que leí no hace mucho en una red social, que decía así: “El profe de química dice que no se puede convertir el agua en vino, el de religión dice que sí. Y hay que aprobar las dos asignaturas”. Este va a ser el gran dilema. Aprobar las dos y encima creer las dos versiones si quieres avanzar en tus estudios. ¿Hasta dónde vamos a llegar?. Pues eso, la única diferencia entre la reforma educativa de Wert y una mierda pinchada en un palo, es el palo. En esto se resume todo. “Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share