miércoles, 26 de junio de 2013

Nada de nada

Nada de nada, ni devolución del dinero robado, ni cárcel, ni 24H en la cárcel, es decir, y como dirían los franceses, rían de rían colegui. Me refiero a todos los casos de corrupción que llevamos soportando en nuestro país y que nadie, absolutamente nadie incluyendo los jueces, han podido parar ni frenar. Pero yo no sufro por lo que llevo visto, sino por lo que me queda por ver y de soportar. Les cuento esto, porque los otros días y mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, oí por la radio esto, que hizo que se me pusieran los pelos de punta: “En los últimos 10 años, ha habido 800 casos de corrupción y más de 2000 detenidos”. Sorprendente pensé. Pero después se me vinieron a la cabeza un par de cuestiones básicas y que a cualquiera de ustedes se le habrá pasado por la cabeza. Éstas fueron las siguientes: ¿cuántos de esos 2000 detenidos han ido a la cárcel?, de lo que han robado, ¿cuánto dinero han devuelto?. Cuestiones bien sencillas de preguntar porque es lo obvio, pero de difícil respuesta, no para nosotros, sino para los jueces que son los que llevan las instrucciones y para los políticos de turno, que con sus presiones a los jueces hacen que todos estos fulanos/as estén sueltos y disfrutando del dinero robado. 
La respuesta que tenemos los ciudadanos ante esas cuestiones es bien sencilla, nada de nada, es decir, ni cárcel ni devolución. Pero de los políticos de pacotilla que tenemos también se pueden deducir ciertas respuestas porque al pájaro se le conoce por la cagada, y las respuestas que podrán dar serán las de siempre, es decir, debemos de dejar hacer a la justicia su trabajo, la justicia ya dirá, la justicia ha hablado, bla, bla, bla, bla. Mierda como siempre. Es lo que hay Maikel Naig, un país en donde la justicia sólo actúa si eres pobre, un país en donde los ladrones de guante blanco como son los banqueros, políticos y demás chusma barriobajera que revolotean alrededor de los políticos cuán moscas alrededor de la mierda, viven como dios alejados de las leyes que ellos hacen a su medida y lejos por supuesto de una realidad que ni de coña conocen porque ni les roza. Ellos tienen su paraíso español aparte dentro de esta España de mierda que nos están dejando a los demás y que de la cual no saben de la misa la mitad. La triste historia de España una vez más. 
Miles de millones de euros defraudados y nadie tiene cojones a encerrar a toda esta chusma hasta que devuelvan el último céntimo de euro robado. Pero para eso hay que tener dos cojones y poner encima de la mesa tu futuro como juez, porque ya se sabe que como se hurgue mucho en los dineros de los políticos o de los banqueros, tienes los días contados. Se lo pueden preguntar al juez Elpidio José Silva, que ha sido apartado del caso Blesa por tocar ciertos cojones en ciertos lugares. Por eso tenemos la justicia que tenemos, porque los jueces tienen dos opciones, o bajar la cabeza o arriesgarse a ser jubilados antes de tiempo por los políticos o amigos de políticos por meter sus narices donde no deben. El lema de la justicia debería ser: “JUEZ, VIVE Y DEJA VIVIR A BANQUEROS Y POLÍTICOS”. Sería lo suyo. España, con esta palabra sobran más comentarios. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share