domingo, 29 de mayo de 2011

¿Y ahora donde miramos?

Había gente que entrenaba su mente con ella. Había otras persona que la utilizaban para colocarla debajo de una mesa para que ésta no cojeara, había otra que cuando se la entregaban, la guardaban por ahí y llegaba la nueva y la anterior no la habían ni abierto. ¿Saben de lo que les hablo?¿no?¿tan jóvenes son?. Les hablo de la guía telefónica. Sí, ese pedazo de mazacote que tenían todos los nombres de todas las personas que tenían teléfono en su provincia.
Les hablo de ella, porque en el último consejo de ministros, y mediante un Real Decreto, ya no se publicaran más. Ya saben, por eso del medio ambiente y esas chorradillas a las que nuestro gobierno es tan dado. Pues sí, ya no habrá más guías telefónicas. Pero el motivo no es el medio ambiente, y yo les voy a decir, bajo mi punto de vista cual es el verdadero motivo. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El motivo no es otro que la masiva utilización de móviles con supermegas tarjetas de memoria capaces de almacenar a toda España. Ese es el motivo. Pero otro motivo es el increíble ahorro que la compañía Telefónica va hacer en papel, ya que todo lo que se gastaba ahora no lo tiene que hacer. Esto puede explicar también que Telefónica vaya a despedir a 6.500 empleados, que serán a lo mejor los que se dedicaban a escribir los datos de los clientes en papel impreso.
Pero hay otros sectores que le están viendo las orejas al lobo. Por ejemplo los editores de periódicos, o los de libros, o los de libros de colegios. Y con su razón. En esta época digital, ya no tiene sentido ir al kiosco y comprar un libro, y 3 periódicos, cuando hay dispositivos en donde puedes leer todos los periódicos y todos los libros que se quieran por un precio módico a fin de mes. La verdad que las bibliotecas públicas y las personales tienden a desaparecer, por el simple hecho de que les ha tocado su hora gracias a esta revolución digital que cada día está más metida en la sociedad actual.
Por un lado yo lo veo estupendamente, pero por otro se van a perder muchos puestos de trabajo, porque para que un periódico y un libro vean la luz, hay detrás el trabajo de mucha gente, cosa que con un ordenador, sólo trabajan 3 personas y a turnos. Mala camada tiene el perro. Pero qué le vamos a hacer, son los tiempos que vienen y habrá que adaptarse a ellos. Ya se sabe: “renovarse o morir”. Por cierto, que quién quiera todavía recibir en casa el tocho de la guía telefónica para aprendérsela de memoria o para que la mesa en donde se come no cojee, sólo tiene que solicitarla a Telefónica, y ésta se la mandará gustosa a su casa. Como ven, hay cosas y personas que nunca cambiaran, y para eso el gobierno ha dejado ese hueco. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share