miércoles, 3 de junio de 2015

A la cárcel con él

No sé porque este pajarraco no está ya en la cárcel. Pero cumpliendo cadena perpetua por unas declaraciones que hizo en un periódico y que yo ahora les voy a colocar en este post para que ustedes saquen sus propias conclusiones. Si, lo puedo llegar a entender, esas declaraciones pueden ser una opinión personal de este pajarito. Pero cabe recordar que en esta España cutre y salchichera en la que vivimos, las declaraciones de algunos representantes de ciertas instituciones tienen mucho peso todavía. Y da igual el color del partido político que gobierne. 
Para refrescarles la memoria, hay tienen el sindicato de la ceja, en el cual 4 actoruchos de mala muerte presionaron a ZP para conseguir sus objetivos o algunos de sus objetivos, entre los cuales estaba el pagar menos impuestos. Lo que ya no sé o no me acuerdo es si los llegaron a conquistar, aunque me parece que no porque luego esos mismos 4 actoruchos de mala muerte siguieron dando por culo con el gobierno de Rajoy. Pues eso pasa con esta institución y sus representantes, que hablan y piden cosas y el gobierno del PP agacha las orejas. Como por ejemplo no pagar IBI, que Hacienda les del el 0’7% del IRPF (menos mal que es voluntario), ser subvencionados, y así hasta el infinito y mucho más. 
Pues bien, las declaraciones de este pajarraco que como he dicho debería estar en la cárcel por el simple hecho de haberlas dicho, son las siguientes: “EL FEMINISMO IDEOLÓGICO ES UN PASO EN EL PROCESO DE DECONSTRUCCIÓN DE LA PERSONA”. Al parecer este pajarraco que es obispo de Alcalá de Henares, se mete ahora con las mujeres después de haber cargado contra los homosexuales a los que vincula con la corrupción y la prostitución. El muy golfo no se mete contra los casos de pederastia que han tenido colegas suyos en esa institución retrógrada. Debería hacerlo, para así hacernos saber de qué lado masca la iguana con respecto a ese tema que le toca de lleno. 
Pero claro, llevan 2015 años aplicándose ese refrán tan español que dice hacer lo que yo diga, pero no hagáis lo que yo haga, porque si se tuvieran que aplicar la misma vara de medir que aplican para otros colectivos, casi todos los personajes de esta institución estarían entre rejas, que es donde muchos deberían estar. El obispo en cuestión es Reig Plá, polémico donde los haya pero que sólo ataca a ciertos colectivos que a él no les cuadra, pero que la sociedad admite sin muchas preguntas. Sólo retrógrados e inhumanos como él, todavía sueltan declaraciones insultantes sobre ellos. A la cárcel con él, ¿a qué esperan los tribunales?. 
No me extraña absolutamente nada que no vaya nadie en su sano juicio a misa, porque para escuchar en los sermones ataques contra otras personas por el simple hecho de no pensar y actuar como manda los cánones establecidos por esta institución, pues prefieren quedarse en los bares a bailar, charlar o tomárselas con total libertad, o simplemente en su casa haciendo lo que le salga de la entrepierna a cada cual. Vaya tela con el obispo. A la cárcel con él. Porca miseria. Laus Deo. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogueros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share