miércoles, 30 de abril de 2014

No tienen hartura

Como cada día voy a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso es que voy. Allí mi colega tiene encima de la barra algunos periódicos de tirada nacional y algún que otro regional, además de WIFI para los incondicionales y los parroquianos de toda la vida. En este bar he cogido yo las mayores flipaeras de mi vida, pero con el detalle de que no he tenido ni tengo daños colaterales para mi salud por pillarlas, porque les recuerdo que para flipar no hace falta drogarse, sólo coger cualquier periódico, abrirlo y empezar a leer para coger la flipaera del día, y por supuesto para enterarnos en qué clase de país vivimos gracias a unos golfos sinvergüenzas conocidos como políticos. 
Pues bien, y para que sepan ustedes de qué lado masca la iguana, les coloco esta noticia que me trague de un tirón mientras desayunaba. Ahí va: “INTERIOR CESA AL SARGENTO DE LA GUARDIA CIVIL QUE MULTÓ SIETE VECES A UNA DIPUTADA DEL PP EN OURENSE”. Como ven queridos blogueros, estos políticos nuestros no tienen hartura, ni vergüenza, ni ná de ná. 
O sea, a ver si lo he entendido bien. El sargento pilló a esta diputada por Ourense que responde al nombre de Ana Belén Vázquez Blanco en una infracción (otra más). Para más señas, ésta diputada es Inspectora de la Policía en excedencia y (agárrense los machos) ex alcaldesa del pueblo de Bande. La gota que colmo el vaso de esta diputada para que expulsaran al guardia civil, fue que el vehículo no había pasado la ITV, además de estar mal estacionado y ella se negó a mostrar la documentación al agente, según consta en la denuncia. Pues bien, la diputada ha hecho un “ESPE”, es decir, tirar de amigos en el PP hasta conseguir el cese del guardia civil por CUMPLIR ÉSTE CON SU DEBER, que no es otro que hacer cumplir la ley, cosa que esta diputada no ha hecho ni por error. Ella debería de dar ejemplo de comportamiento y de cumplimiento de la ley, y no llegar a estos extremos. 
Pero los colegas y amigos del partido están para algo, y esta diputada ha sabido manejar bien los hilos a su favor para que cunda el ejemplo entre los guardias civiles que se atrevan a multar otra vez a esta tiparraca. Dicho de otro modo, la tipa ha marcado territorio como los lobos y ha marcado la línea roja que no se debe atravesar por ser quién es, es decir, una privilegiada con más derechos que obligaciones y que se piensa que por ello es inmune a la legislación española. Por ahora lo ha conseguido y a puesto en evidencia una vez más a la Guardia Civil y haciendo que éstos queden a la altura del betún. ¿Cuándo se van a dar cuenta estos privilegiados que la justicia es igual para todos?. Mucho llenarse la boca de esas palabras mágicas, pero cuando les toca a ellos hacen todo lo posible para que el que está obligado a hacerlas cumplir lo retiren o lo sancionen o lo cesen, como ha sido el caso. ¿Qué les hace pensar a ellos que el resto de los ciudadanos deben de cumplir la ley?, porque visto lo visto, dan ganas de hacer lo que ella, pero la diferencia está en que el resto de los ciudadanos no tenemos enchufismo, ni amiguitos, ni ná de ná para que cesen el policía o al guardia civil que nos ha jodio el mes con una dichosa multa de estacionamiento. He ahí la diferencia, el amiguismo y los privilegios que estos políticos nuestros tienen. Qué triste, la historia de España se forja así. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share