domingo, 16 de marzo de 2014

Amiguismo sin control

Quién tiene un amigo tiene un tesoro. Si además se da la circunstancia de que ese amigo es político, pues futuro además asegurado. Eso es lo que le ha pasado al señor Luciano González García, que tiene a una buena amiga en la Junta de Andalucía, ni más ni menos que a Susana Díaz, presidenta de la misma, la cual ha colocado a este tal Luciano al frente de la Agencia de la Energía. 
Pero no hay sopa hispana sin pelo dentro, y resulta que ese Luciano fue el cerebro de los fondos de formación de la UGT en la década de los 90, motivo por el cual fue expulsado de dicho sindicato (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) además de ser expulsado dos veces del PSOE por ser más marxista que nadie. ¿Qué les parece?. A mí personalmente me parece una desfachatez y una falta de respeto hacia el ciudadano desorbitadamente increíble, pero para Susanita Díaz tiene que ser una delicia colocar a un amiguete como éste al frente de una agencia tan transcendental como esa. 
En la política ya sabemos cómo funcionan todos estos tiparrac@s, con mucho amiguismo incontrolado. Pero muchas veces (por no decir la mayoría de ellas) estas colocaciones amiguistas conllevan ciertos daños colaterales y pueden traer muchos quebraderos de cabeza, no para los políticos que colocan a amigos, sino para los ciudadanos que vemos como golfos casi analfabetos ocupan cargos en los cuales pueden chorizar y hacerse ricos con un dinero que ni siquiera es suyo sin ningún pudor y luego salir por patas con las justicia pisándole los talones pero sin llegar a cogerlos. Y el caso de este tal Luciano no será muy diferente a cualquier otro que vemos todos los días en la tele. 
España nunca cambiará, y aquí tenemos el ejemplo. El político cuanto más golfo, más ladrón, más vividor y más sinvergüenza es, más posibilidades tiene de ocupar un cargo público bien remunerado y aforado ante la justicia. Ejemplos hay muchos, y este del señor Luciano es otra evidencia de lo que les hablo. Da igual el color político, da igual los estudios que tengas y lo buena persona que se haya sido en el pasado, aquí lo que vale es el currículum de golfo que tengas. Por eso, los políticos honrados (alguno hay por ahí) nunca llegarán a nada, por ese mismo motivo, porque son honrados. En esta España de pandereta, se premia lo contrario, es decir, lo golfo que se es. Les vuelvo a repetir que España está llena de ejemplos evidentes. Sólo abran cualquier periódico para darse cuenta de la realidad. Como sigamos así faltarán cárceles para tanto golfo, siempre y cuando la justicia actúe de verdad, cosa por otro lado imposible en este país, por el simple hecho de que está politizada hasta en los folios que se compran. Qué asco dan todos estos políticos. Menuda chusma. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share