miércoles, 21 de marzo de 2018

Hipocresía en estado puro

Como siempre pasa en este país conocido como España, porque de alguna manera hay que llamarlo, es simple y llanamente inaudito. Aquí los oportunistas políticos están a la orden del día, y dan su apoyo incondicional a colectivos inmigrantes por el simple hecho de ser de color, o por dedicarse a hacer cosas ilegales (el mantero por ejemplo) o por tener su minuto de gloria en cualquier televisión que le ponga un micrófono delante para soltar su verborrea sobre el estado fascista en el que vive. Pero cabe recordar, que el estado fascista en el que vive, es el que le permite decir y hacer todo lo que le da la gana sin que por ello lo metan en el trullo. 
La semana pasada vimos en todas las televisiones habidas y por haber el desgraciado final que tuvo un senegalés en el barrio de Lavapiés de Madrid. Por un infarto, dicen los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Porque lo lincharon, dicen sus colegas senegaleses tras perseguirlo por las calles de ese barrio madrileño los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Y si tiran de hemeroteca, se encontrarán con muchísimas barbaridades sobre la causa de la muerte de este senegalés. 
Pero el fondo de la cuestión es lo que hay detrás de este senegalés y de otros muchos que se buscan la vida con el top manta, que por otro lado es ilegal ya que están cometiendo un delito contra el derecho de la ley intelectual. Y aquí hago un inciso, ¿dónde está la $GA€ para parar esto?¿donde están los secuaces de esta $GA€ que se presentan en bares, peluquerías y cualquier centro comercial que se precie para pedir el canon por el derecho de la ley intelectual?. Hipocresía en estado puro. 
Esta situación está llena de una hipocresía alarmante. Los ayuntamientos permiten que esta pobre gente venda en el top manta para así quitarse otros problemas más serios, como por ejemplo que roben, ya que los humanos tenemos un defecto bien grande, y es que tenemos que comer todos los días. Sin embargo nadie mete la mano en las mafias o distribuidores que hay detrás de estos manteros, ya que para que ellos distribuyan todo ese material en la calle, debe de haber almacenes o una logística que les suministre ese material, y es ahí donde se debe hacer hincapié. ¿Cuál es el problema?, que si se ataca o se persigue a esos distribuidores, el problema será el que los manteros tendrán que comer. 
Mientras los comerciantes que pagan sus impuestos, se pagan sus autónomos, y todo lo que las administraciones quieren que paguen, ven impotentes cómo estos manteros y todo lo que hay detrás de ellos, ganan dinero libre de polvo y paja sin que la tan temida Hacienda haga nada, y si hace, entonces aparecerán los de siempre diciendo que el sistema que tenemos va en contra de estas personas por ser negros, y tal y tal y como siempre saldrá el oportunista de turno para ver si puede tener su minuto de gloria en cualquier televisión que le ponga un micrófono delante para soltar su verborrea sobre el estado fascista en el que vive. Esto es España, y así se lo he contado. Madre mía. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share