miércoles, 7 de febrero de 2018

Más imposible

Decía Forres Gump, que el tonto es el que dice tonterías, y no le falta razón. España, aunque nos pese, está lleno de tontos, aunque comprendería que dudasen, porque en un país normal, algo así sería imposible. Pero recuerden que éste no es un país normal, sino España, un lugar donde toda tontería, por gorda que sea, tiene su asiento, y donde por poner un ejemplo clásico, una ardilla podría cruzar la Península saltando de tontos en tontos sin tocar el suelo. 
Pero no hay peor cosa o mayor cruz que tener a un tonto con poder, pues como dijo no me acuerdo ahora quién, cuando un tonto sigue un camino, se acaba el camino pero sigue el tonto. Y como dijo otro (que tampoco me acuerdo ni tengo ganas de levantarme a mirarlo), a un tonto no hay manera de convencerlo de que deje de serlo, porque para eso hay que bajar a su nivel. Y en ese nivel, los tontos son imbatibles. Sobre todo en España. 
Y como siempre en este punto, un ejemplo clásico entre los clásicos. El diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, ese mismo personaje que llevo la fotocopiadora al Congreso, no se sabe muy bien para qué y días más tarde llevo las esposas sexuales, ha defendido este jueves la necesidad de restituir a Puigdemooort como presidente de la Generalitat. Pero esto no es lo transcendente (ya que Puigdemooort, está políticamente acabado, aunque él desde Waterloo nos quiera indicar lo contrario). Según rufianito Split, si el número uno, por culpa del Estado, no puede ser el uno, o sea Puigdemooort que lo sea el dos, o sea, el preso que está en la cárcel de Estremera y ahora con un expediente abierto por instituciones penitenciarias, el líder republicano, Oriol Junqueras. Lo que yo les diga, de remate. Pero rufianito Split, no se queda ahí con sus tontas barbaridades, sino que continúa dándonos momentos de gozo. Continuaba diciendo que es importante defender la investidura, pero aún más la legislatura, la república y el 21 de diciembre, que ha avalado la propuesta de Junqueras de combinar una Presidencia de la Generalitat simbólica con otra efectiva, como si no tuviéramos ya bastante con dos reyes. 
Como siempre, rufianito Split dando la nota tonta del acabado proces. Ya no tienen futuro, y lo saben. Ya no tienen nada mejor que hacer, si exceptuamos el ganar un pastón por no hacer nada, y lo saben. Y por supuesto también saben que mientras que esté el 155 vigente, este rufianito Split y toda la chusma barriobajera que la acompaña en este periplo inútil y acabado, mientras su aclamado presidente, está viviendo en Waterloo, partiéndose el culo viendo como él ha escapado mientras otros están en chirona, no tienen nada que hacer, y lo saben. Pero en fin, para darse cuenta de esas cosas, tienes que vivir en la cruda realidad, cosa que ninguno hace, y ahí está su auténtico problema. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share