domingo, 18 de febrero de 2018

Cosas de la vida

Voy como cada mañana a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. Saben de sobra, porque se lo he dicho yo montones de veces, que el colega compra la prensa diaria para que sus parroquianos y los que no, lean un poco, aunque sólo sea la prensa vomitiva y politizada que tenemos en este país de pandereta, y el que no quiera ver esa evidencia es problema suyo. Sólo hay que ver las cadenas televisivas, los editoriales de los periódicos para saber de qué lado masca la iguana. Pero en fin, a lo que iba. 
En uno de esos periódicos, me encontré una noticia que decía así: “JORDI SÁNCHEZ COBRABA EN LA ANC 8.000€ AL MES A TRAVÉS DE LA FUNDACIÓN UNIVERSIDAD POMPEU FABRA”. Lo primero que se me vino a la mente, fue el entender el por qué este personaje se está bajando los pantalones ante el juez para que lo deje en libertad, porque si eso ocurre, el tipo cobrara la cantidad anterior, más la que ganaría de parlamentario catalán, porque hay que recordar que es cargo electo. Como también saben, los dos sueldos son compatibles en los parlamentarios de cualquier comunidad autónoma, porque ellos lo han querido así y por eso lo tienen estipulado en sus leyes específicas que sólo les compete a ellos. 
Lo que no tengo tan claro, es que este hombre lo mismo que todos los de su calaña que están en prisión, cobrarán algo de esos sueldos, porque si es así, es para pillar un camino y cagarse en todo lo cagable. Personalmente entiendo que no cobran nada, pero viviendo en España como vivo, tengo mis serias dudas al respecto, pero lo ignoro, y por eso se me pasa. 
Pero hay que recordar que fue Jordi Sánchez el que aseguró en el acto del 11 de junio pasado en Montjuic, con Guardiola como testigo, que no habría jueces suficientes para llevar a todos los tribunales. Pues bien, no sólo parece que empieza a haberlos, sino que lo que también parece es que su posición económica era más que saneada mientras lanzaba las consignas. Porque, pese a no figurar dentro de la contabilidad de ANC, Jordi Sánchez había encontrado una vía de ingresos mensuales más que notable para desarrollar su actividad golpista. 
A pesar de no haber figurado en plantilla, la Fundación Universidad Pompeu Fabra ha previsto una asignación mensual de pago de casi 8.000€ como contraprestación por los trabajos y estudios que oficialmente ha realizado. 
Cabe recordar, que la UPF es una universidad pública, como destaca abiertamente la Universidad. Y la Fundación de la UPF es una entidad privada sin ánimo de lucro, constituida en el año 2006 por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Universidad que, según sus estatutos, tiene el objetivo de cooperar para conseguir las finalidades de la Universidad a través de: la promoción y mejora de la docencia y la investigación, el fomento y la difusión de la cultura universitaria, entre otras cosas. Pero por lo visto, en todo ello, ha conseguido encontrar hueco para albergar los lucrativos trabajos de Jordi Sánchez. Cosas de la vida. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share