domingo, 11 de febrero de 2018

Gorroneando

Quién tiene un amigo tiene un tesoro. Pero si además, este amigo empresario para más información, te paga los gastos del hotel mientras estás fugado de la justicia española, si además te paga los 4.400€ al mes de alquiler de tu nuevo palacio en Waterloo, ese amigo se convierte en una mina. Lo que me interesaría saber, es si ese amigo empresario le paga también otras cosas, como por ejemplo los gallumbos, las bragas y los sujetadores a la mujer del fugado, las compras en el súper, la luz, el agua y todas esas cosillas que hacen la vida diaria, porque si es así, el fugado Puigdemooort que es el gorrón que vive a costa de su amigo empresario, tiene la suerte de su cara. No será presidente de Cataluña, pero el tío vive como si lo fuera. 
Como les decía, el alquiler habría sido gestionado a través de su amigo empresario, el conocido como Josep María Matamala Alsina, amigo del gorrón y fugado Puigdemooort, que habría efectuado los trámites para que éste y toda su familia, supongo, dispusiese de las llaves de la casa con efecto inmediato. El contrato requeriría el pago de dos meses de fianza, es decir, 8.800€ así de golpe. La casa en cuestión, de 550 metros cuadrados, dispone de seis habitaciones, tres baños, cocina completamente equipada, garaje con capacidad para cuatro coches y terraza de 100 metros cuadrados. El jardín cuenta con una superficie de 1.000 metros cuadrados, total ná. 
Pero si nos paramos a pensar un poco, la vida tiene éstas ironías, o él ha buscado esa ciudad a cosa hecha para difundir un mensaje velado de su actual situación. Waterloo, fue el lugar donde Napoleón perdió todo su imperio en la importante batalla acaecida allí hace ya algunos siglos, por lo que Puigdemooort la habrá escogido para anunciar al mundo su derrota ante el estado español frente a su locura independentista. Nos han sacrificado, decía Puigdemooort a su colega del alma, con lo cual la derrota estaba casi más que asimilada, con lo que urgía encontrar acomodo lejos de España y de su justicia que lo reclama y de su Cataluña en la cual ha sido sacrificado, según él para que todo no se pare. 
Pero también si nos paramos a pensar un poco en las circunstancias de ese lugar, cabe darse cuenta de que él, Puigdemooort, lo tiene todo embargado, es decir, nóminas, ingresos, etc, etc, con lo cual si no llega a ser por su amigo empresario, la hubiese pasado putas. Pero cabe pensar también que nadie da duros por pesetas, con lo cual no sería muy descabellado pensar que esta situación es devolución de favores pasados de este empresario a Puigdemooort cuando éste era alguien en la política. Recuerdo que esto es un matiz importantísimo que no hay que olvidar si vivimos en España, como es el caso. 
La cuestión es que Puigdemooort vivirá ahora como un marajá, gorroneando a su amigo empresario hasta ver si puede encontrar algún empleo. Pero tiene que darse prisa, porque las autoridades belgas están con la moca detrás de la oreja para extraditarlo por sus leyes, y de esas no se escapa ni el tato. Por ahora. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share