domingo, 7 de febrero de 2016

Cosas de perogrullo

Muchas veces pienso que desde la Unión Europea no tienen ni la más remota idea de lo que pasa fuera de esos edificios. Ahora nos vienen con una denuncia que es de perogrullo y que demuestra lo que anteriormente les he mencionado, que no están al día de lo que pasa en los países que están metidos en ese avispero conocido como UE. 
La noticia de la denuncia me la encontré en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro. Ésta decía así: “EL COMITÉ EUROPEO DE DERECHOS SOCIALES, DENUNCIA QUE EL SALARIO MÍNIMO EN ESPAÑA NO GARANTIZA UN NIVEL DE VIDA DIGNO”. Lo que les digo, denuncia de Perogrullo. 
Pero el quid de la cuestión es que van a hacer desde Europa para solucionar eso. Supongo que el salario mínimo de nuestra asquerosa casta política no lo van a mover, porque si solucionan el del resto de los españoles, sería la hostia rebautiza que el de los políticos también los revisaran. Ese es el quid de la cuestión, cómo lo van a solucionar. Porque claro, denunciar cosas evidentes lo hace cualquiera, hasta yo si me pongo, pero lo que hay que hacer es solucionar el problema que se denuncia, porque si no se convierte en un quiste difícil de solucionar como se está viendo. 
Además, lo que este organismo denuncia lleva pasando años, y lo que me resulta chocante es que hayan tardado tanto tiempo en darse cuenta, con lo que se demuestra la inutilidad de estos organismos y su ineficacia. Puede ser también que estos organismos hagan o trabajen por tiempos, es decir, que emitan esas denuncias cuando le toque el tiempo a cada país correspondiente, y resulta que ahora le ha tocado el tiempo a España y de ahí que emitan ahora esa denuncia de perogrullo. 
Con estos organismos de la UE, me pasa como con el Senado español, que no sé para lo que sirve, pero sí se la cantidad de dinero que se tira por la basura por el simple hecho de mantenerlos y de mantener a los políticos que dicen trabajar ahí por el bien de los ciudadanos, que por otra parte no sé muy bien a qué ciudadanos se refieren, teniendo en cuenta que los que trabajan ahí cobran un sueldazo impresionante y tienen unos privilegios que cualquiera desearía tener sólo a la mitad. 
De ahí que para mí sean organismos inútiles e ineficaces. Vergüenza me da mantenerlos, pero porque resulta que los impuestos te los controlan desde la nómina, pues no puedes negarte a pagarlos, porque si fuera ingresarlos en el banco en propia mano, no sé de qué cojones vivirían estos mamarrachos dedicados e estar dentro de estos edificios para hacer acto de presencia y para luego soltar evidencias de perogrullo. Para hacer lo que hacen ellos vale cualquiera, hasta yo si me pusiera. Pero yo soy más honrado que todos ellos juntos, y por eso hay cosas que nunca podré ser, incluido chorizo político. Cada uno vale para lo que vale. Y punto. Menudos políticos tenemos, que mala suerte. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share