domingo, 15 de noviembre de 2015

Olvido

Como ustedes saben queridos blogueros, la justicia en este país de pandereta en el que vivimos conocido como España, es una cagada. Es decir, que la diferencia entra la justicia y una mierda pinchada en un palo, es el palo. Así, dicho en castellano castizo. Si a todo eso le sumamos que es más lenta que el caballo el malo, que está politizada, que la fiscalía actúa muchas veces como defensa de los acusados y que se tarda 25 años en resolver algún caso importante, (véase Gürtel, Bárcenas, caso Nóos, y así hasta el infinito y mucho más), se llega a la conclusión expuesta al principio del post. 
Por otra parte, si encima el juez se equivoca y perdona, pues tenemos la mierda completa. Y eso es lo que ha pasado con el escándalo de las tarjetas black, que no sé si se acordarán de lo que iba. Este escándalo trata sobre un uso indebido de unas tarjetas bancarias que cierta entidad adjudicaba al consejo de administración para que gastara dinero de la entidad en vicios, fiestas, coches de lujo, putas, cocaína, etc, etc, etc. ¿Se acuerdan ahora?. Pero seguro que se acordarán cuando les dé un par de nombres. Uno es el de Miguel Blesa y el otro Rodrigo Rato. ¿Ahora sí?. Pues ya está, ahora me puedo meter en faena. 
Ya saben que todas las mañanas voy a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte, como otra cualquiera. El caso es que voy. Pacorro se preocupa por sus parroquianos, y compra todos los días la prensa y cada mes paga el wifi para el que sea más tecnológico. Pues bien, leyendo un periódico de tirada nacional, me encontré con esto: “EL JUEZ ANDREU PERDONA POR ERROR MILES DE GASTOS DE LAS TARJETAS BLACK DE 42 DIRECTIVOS”. ¿Por error?, hay, hay hay….. la noticia seguía así: “El magistrado solicitó en abril a la entidad financiera que le remitiera certificación de los cargos realizados con 110 visas opacas de 81 titulares, pero no lo hizo con otros 120 plásticos. El OLVIDO beneficia a la mitad de los directivos, entre ellos Rato, Blesa y Sánchez Barcoj, algunos de los cuales tienen aún sin validar miles de apuntes que figuraban en el documento que destapó el escándalo”. Es decir, y explicado en castellano castizo para que todo el mundo lo entienda, es que LA PRINCIPAL PRUEBA DE CARGO CONTRA LOS USUARIOS DE LAS TARJETAS BLACK, ESTÁ CERTIFICADA A MEDIAS, o sea, una auténtica chapuza judicial. 
¿Entienden ahora mi indignación y mi comparación del inicio del post?. Pero yo tengo mis dudas de que sea un OLVIDO. Viendo el estado de la justicia española, pienso sin equivocarme mucho, que al favoritismo se le llama OLVIDO y así tapan el tema. OLVIDO puede ser no declarar 5€ a Hacienda. OLVIDO puede ser como se cocino la gallina robada para dar de comer a los churumbeles. Eso sí puede ser OLVIDO. Pero esta clase de OLVIDO lo hacen personas normales que viven el día a día apurados. Pero para esta clase de OLVIDO, la justicia y los jueces son implacables, como vemos día sí, día también. OLVIDO, que palabra para justificar la ineficacia. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share