domingo, 11 de octubre de 2015

¿Dónde están los pajaritos?

Hace unas semanas, en Cuarto Milenio, el programa presentado por Iker Jiménez, apareció un caso de desaparición. En concreto de dos personas. Y más concretamente de los sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, ya que llevan casi 4 años, es decir, desde que empezó la crisis, desparecidos y sin dar señales de vida. Eso sí, sus cuentas corrientes no paran de engordar con los 180.000€ que cobran al año por estar al frente de los sindicatos mayoritarios. 
Lo anterior que podía ser una realidad gracias en parte a la evidencia de los hechos, pero que simplemente es una broma, y para más inri de mi cosecha, es para indicarles a ustedes la poca actividad que han tenido estos dos pájaros en la crisis, aderezado por sus escasas apariciones públicas para explicar el posicionamiento de los sindicatos ante tanto abuso empresarial y sobre todo, ante tanta pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores que supuestamente ellos defienden o dicen defender. Lo último de estos dos pajaritos, ha sido el comentar los datos del paro del mes de septiembre. Pero lo que dicen o han dicho no deja de ser una evidencia que cualquier chaval, en época estudiantil llegaría a deducir por sí solo. Ésta evidencia es la siguiente: “LOS SINDICATOS ADVERTIMOS DE QUE EL CRECIMIENTO ECONÓMICO NO IMPIDE LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO”. Toma del frasco, Carrasco. 
Cobran 180.000€ al año para decir esta soberana evidencia. Reciben subvenciones de mis impuestos para aparecer después de cuatro años de crisis y soltar esa evidencia, y encima desaparecen otra vez como por arte de magia. Muchas veces pienso para que queremos a este par de sindicalistas gandules y golfos, cobrando lo que cobran y viviendo como viven, que es a cuerpo de rey. 
Para eso es mejor no tenerlos, el ahorro económico sería considerable y ese dinero que se les suelta en subvenciones y demás prebendas, lo podría utilizar el Estado para arreglar carreteras o mejorar hospitales o para lo que fuera, ya que el dinero ese se invertiría en los ciudadanos y no en unos cuantos ciudadanos privilegiados, como es lo que está ocurriendo delante de nuestros morros. 
Personalmente los hacía desaparecer, y sino es posible, por lo menos quitar a esos dos pájaros que lideran ambos sindicatos mayoritarios por ineficacia, inutilidad y por vividores. Eso es lo que yo haría, porque no hay que negar que los sindicalistas dedicados realmente a la labor sindical en las diferentes sedes sindicales sí que se dejan la piel por ayudar. Pero estos dos golfos…….. 
Pero estamos en España, y eso es un matiz muy importante a la hora de comprender ciertas cosas, como por ejemplo que a estos dos pájaros no se les expulse de su sillón ni con aceite hirviendo. Ellos sabrán el por qué aguantan ahí. ¿Será por el sueldo?¿o será por el afán de ayudar a los trabajadores?. He ahí la cuestión. Entonces, ¿sindicatos para qué?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share