miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿Dónde se esconden los burócratas?

La foto del pequeño niño Aylan ahogado en la playa mientras intentaban llegar a Europa él y su familia, no ha dejado indiferente a nadie. Incluso la persona con el corazón más frío que el hielo, se le habrá removido la conciencia. Fíjense ustedes hasta donde habrá llegado esa removida, que el director de la ONU, el chino Banki Mun (o como se escriba), ha solicitado de urgencia para el 30 de Septiembre una reunión del consejo de la ONU para intentar solucionar el problema. 
Pero si son ustedes un poco detallistas, se habrán dado cuenta de la fecha de la reunión, y de intentar. Esos dos detalles son el quid de la cuestión. Me pregunto donde se esconden los burócratas de la ONU ahora que se le necesita, me pregunto dónde está la OTAN para meter mano allí en Siria y eliminar a los bandos que están jodiendo la vida a tantas personas, me pregunto qué va a intentar la ONU para solucionar los dos frentes que hay en Siria, que son por un lado la guerra y por otro el problema de los refugiados que esa guerra está provocando, me pregunto para qué los de la ONU cobran unos sueldazos de escándalo pagados por todos los países y por consiguiente de los impuestos de los ciudadanos de esos países para luego llegar y no hacer casi nada, si exceptuamos el exigir el fin de la guerra desde Nueva York y con la boca pequeña. En fin, me pregunto tantas cosas que yo no sé ni lo que pregunto ni a quién se lo pregunto, porque viendo el panorama de la ONU y de la OTAN, me da hasta vergüenza pertenecer a estas dos cosas inútiles e inmóviles a la hora de solucionar problemas de verdad. 
El problema no es nada baladí. Es complicado de solucionar y la solución no pasa o pasa temporalmente por acoger a unos cuántos miles de refugiados en los países. La solución pasa por solucionar primero la guerra en Siria, y después pasa en ayudar sobre el terreno a esas personas, parecido a lo que se hizo en la antigua Yugoslavia, y dejarse de repartirse personas como si fueran cuotas de pescado. Para unas cosas si corren y meten prisa los de la UE, los de la ONU y los de la OTAN, pero para esta emergencia humanitaria, sólo saben reunirse para tomar café y pastas, intentar repartirse a estas personas pero sin comprometerse mucho para lavarse la cara ante los medios de comunicación y ante la opinión pública de sus países. 
Sólo espero que la próxima reunión de urgencia para solucionar problemas de esta índole la hagan a días vista y no a meses vista como ha sido el caso. Bajo mi punto de vista, la ONU ha quedado a la altura de la suela de mi alpargate, la OTAN lo mismo y la UE pues está logrando a base de esfuerzo y de no ponerse de acuerdo en el número de personas a repartir, llegar a esa misma altura, pero lo conseguirán si siguen haciendo el ridículo de esa manera. 
Mientras tanto, los refugiados sufriendo la indiferencia y los intereses de esta gentuza que está al mando de estas instituciones. Sólo espero que no haya más niños varados en playas, porque gran parte de la culpa será de estos burócratas inútiles que tenemos la mala suerte de mantener. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share