domingo, 26 de abril de 2015

Esto sólo pasa en Hispania

Estamos en el año 2015. Toda Hispania está ocupada por parados, gente honrada y trabajadora que paga sus impuestos religiosamente…¿Toda?, toda no, una Comunidad Autónoma poblada por irreductibles políticos ladrones, chorizos y mangantes resiste todavía y siempre al invasor. Y la vida no es fácil para las gentes de esa Comunidad Autónoma que tienen que soportar paro en cantidades que da vergüenza hasta decirlas, y a políticos que aún estando sancionados por la Audiencia Nacional, son elegidos por los cuatro amiguetes para presidir el parlamento de esa Comunidad Autónoma. 
Pero les juro a ustedes por el cetro de Ottokar que lo que voy a contar es cierto. Aunque comprendería que dudasen. En un país normal, algo así sería imposible. Pero recuerden que éste no es un país normal, sino España, un lugar donde todo disparate, por gordo que sea, tiene su asiento, y donde, por poner un ejemplo clásico, una ardilla podría cruzar la Península saltando de político ladrón en político ladrón sin tocar el suelo. Atentos pues, queridos blogueros. 
Como ya saben ustedes me gusta ir a desayunar al bar de mi amigo Pacorro. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El caso es que llevo haciéndolo un porrón de años, y de éstos llevo saliendo del bar bien alimentado y muchas veces muy, pero que muy flipao. Y esta última vez no fue una excepción, gracias en parte a esta noticia que me encontré en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba tranquilamente. Ésta decía así: “JUAN PABLO DURÁN ES EL NUEVO PRESIDENTE DEL PARLAMENTO ANDALUZ, UN SANCIONADO POR LA AUDIENCIA NACIONAL POR QUEBRAR CAJASUR”. Si están interesados en saber más sobre este personaje y sobre la quiebra del banco gestionado por “humildes” curas, sólo tienen que pinchar en el enlace* que les coloco más abajo y enterarse. 
En esta asquerosa España de pandereta en la que vivimos vale todo. Sólo hace falta conocer a alguien que sea político, te enchufe y a vivir que son dos días. Da igual que sea un chorizo, da igual que blanquee capitales, da igual que reparta pasta de los cursos de formación, da igual que luego se le pregunte y no sepa nada, lo importante para ascender en España políticamente es tener en el currículum el mayor número de fechorías ilegales y cuanto más variaditas mejor, porque antes se llega a lo más alto de la poltrona. Y esto es lo que le ha pasado a este tiparraco, conocido como Juan Pablo Durán, que sólo tiene en su haber el quiebre de Cajasur, pero al parecer son muchos puntos para presidir el parlamento andaluz. Lo dicho, esto sólo sucede en Hispania. Vergüenza me da tener a representantes de esta calaña gobernando. Es para pillar un camino. Vaya tela. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

 *PD: míralo AQUÍ 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share