miércoles, 7 de mayo de 2014

Regando sin ton ni son

Hay comunidades autónomas que no les importa regar con dinero a ciertas fundaciones, y máxime cuando el dinero con el que riegan no es ni suyo. Por supuesto y como ustedes habrán adivinado, si en esas fundaciones además trabajan maridos de…, amigos de…, y familiares de…, entonces tienen la pasta asegurada. Pues bien, esto es lo que le ha pasado a la bienaventurada IFES (Instituto de Formación y Estudios Sociales) de la Junta de Andalucía. Nadie sabe para lo que sirve, pero en 14 años que lleva funcionando (no se sabe en qué) ha obtenido 6’5M de €. 
Las casualidades de la vida hacen que IFES, fundación del sindicato UGT (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) empleara al marido de Susana Díaz, que fíjense ustedes qué casualidad, es la presidenta de la Junta de Andalucía, la misma que unta a esta fundación. Hay que ver qué casualidad. Este riego de dinero fue a través de cursos de formación (¿a quién forman?, es la pregunta) para que los andaluces tuvieran un mínimo de formación para afrontar los nuevos tiempos. Pero no hay sopa hispana sin pelo dentro, y seguro que algunos milloncejos se desviraron a putas, coca y fiestas sindicales que por esa Comunidad Autónoma abundan por doquier. Esto es una suposición mía, pero les recuerdo que estamos en España y aquí al pájaro se le conoce por la cagada, con lo que no es ninguna locura pensar que se han desviado sin querer algunos milloncejos para animar el ánimo de los sindicalistas y de algunos compinches metidos a políticos. 
Esto último lo pienso yo y seguro que miles de ustedes, porque visto lo visto, es lo único que se me ocurre pensar y más viendo a quién pertenece la fundación, ni más ni menos que a la UGT, sindicato que esta de mierda hasta las trancas por el caso de los ERES falsos y que todavía miles de españoles están esperando que el dirigente de este sindicato, el vividor y el golfo mayor del reino conocido como Cándido Méndez dimita o por lo menos destituya a alguien por este escandalazo. Pero les vuelvo a recordar que estamos en España un matiz importantísimo a la hora de entender el comportamiento de este sindicato, y por qué por otro lado nadie en este país de pandereta dimite ni es destituido. España, nada más que añadir. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share