miércoles, 19 de febrero de 2014

A pagar sin consumir

De las muchas cosas que pagamos en la factura eléctrica que no entendemos el por qué, hay una en concreto que pagamos sin consumir, es el conocido como TÉRMINO DE POTENCIA. Este apartado trata sobre la potencia que tenemos contratada con la compañía eléctrica, y es el responsable de que nos quedemos sin luz cuando sobrepasamos la cantidad contratada. Esta función la hace el limitador de potencia, que ahora esté integrado en los magníficos contadores digitales que nos están colocando nuestras amadas compañías eléctricas. 
Todo lo anterior viene a colación, porque mientras desayunaba en al bar de mi amigo Pacorro, leí una noticia que me dejó patidefuá pese al escaso margen de sorpresa que a uno le deja ser súbdito español. La noticia decía así:”EL MINISTERIO DE INDUSTRIA HA DUPLICADO EN SEIS MESE LO QUE SE PAGA POR LA LUZ ANTES SIQUIERA DE ENCENDERLA”, es decir, que nuestro magnífico y mentiroso gobierno nos está cobrando por una cosa antes de usarla. Lo más chungo es que las personas que tengan doble residencia, están pagando por algo que no usan. Más claro el agua, un nuevo robo al ciudadano por parte de un ministerio que vela más por los intereses de las compañías eléctricas (para asegurarse el señor ministro un buen futuro como consejero delegado de cualquiera de ellas) que por la de los ciudadanos. Esto es la cara oculta del tarifazo eléctrico junto con la leyenda urbana del déficit tarifario. Ambas cosas y muchas más las paga el de siempre, el consumidor como no podía ser de otra manera. 
Para que a ustedes les quede claro de qué estamos hablando, aquí les endoso los datos que he podido reunir sobre este tema. Sujétense los machos para no caerse. “El término de potencia (que debe abonar el cliente antes incluso de empezar a consumir) subió hasta los 42,04€ por kilovatio, un 17,9% más respecto a los 35,64€ de la anterior revisión, llevada a cabo en octubre de 2013. La comparación con el mes de julio es todavía más dolorosa, ya que entonces ese coste era de 21,89€. Esto es, el fijo que pagan los consumidores por la luz se ha incrementado en un 92%. Más inquietante es que esa parte del recibo esté cada vez ganando más peso relativo. De hecho y según explican fuentes del sector, supone ya un 43% en relación con el consumo, cuando en julio apenas suponía un 36%. Según consta en la resolución, fechada el 31 de enero y publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado día 1 de Enero de 2014, los precios voluntarios para el pequeño consumidor vienen a sustituir a la Tarifa de Último Recurso (TUR) y son los “máximos que podrán cobrar las comercializadores que asuman las obligaciones de suministro de referencia”. 
¿Cómo se les ha quedado el cuerpo?. Ahora van y lo cascan. Como siempre el perdedor es el mismo, el consumidor, el ciudadano, la gente de la calle, los currantes, etc, etc, da igual como se denominen, siempre somos los mismos para no variar el esquema que nuestros políticos y chusma varia tienen. Qué asco de país por dios. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share