miércoles, 10 de julio de 2013

Milongas, como siempre

4.700€ Sólo en dietas al mes, se llegó a gastar en un día 2.000€ en comidas, se aloja en un hotel de 5 estrellas en una habitación que cuesta 150€ la noche y lo hace durante semanas enteras y eso claro está con un dinero que no es suyo, sino del contribuyente. Todo esto lo hace un señor andaluz afiliado al PP, el mismo que pide en muchas tribunas cada vez que habla que los ciudadanos nos debemos apretar más el cinturón y pide más sacrificios a los de siempre. Yo me pregunto, ¿y ellos cuando se sacrificarán?. Ya no me refiero a este pijotero andaluz metido a político porque seguro que no sabe ni esturrear mierda con un pala, sino me refiero a nuestra asquerosa y privilegiada clase política en general, porque todos tienen por qué callar a la hora de tener privilegios suculentos y que ninguno se quita, sea del color político que sea. 
Este personaje al que me refiero hoy, lleva presentándose a presidente de la Junta de Andalucía un mogollón de años y siempre le han dado, es decir, que nunca ha conseguido gobernar ni de coña, y si sigue con esos privilegios y luego contándonos milongas a los ciudadanos asfixiados pues tampoco saldrá. Yo no sé ustedes, pero yo ya estoy bastante harto de esta asquerosa clase política que tenemos. Unos políticos de pacotilla que no saben hacer la “O” con un canuto pero que malgastan un dinero que no es suyo con una facilidad pasmosa. Muchas veces creo que cuando no nos ven se ríen de nosotros y cada día que pasa me convenzo más de que estaríamos mejor sin ellos, aunque Elena Valenciano diga* que no es así. 
Son tod@s de la misma calaña, y demuestran cada día que pasa que son una casta a parte, un club exclusivo en donde no tienen problemas económicos y que los problemas de los ciudadanos les importa una mierda y que es sólo una excusa para levantarse todos los días, cobrar dietas por ello, beber gin tonic subvencionados y tocarse las pelotas hasta la hora de irse a casa. Eso sí, ante la galería parece que se dejan la vida trabajando, ignorantes. 
Todo milongas como siempre ha sido, es y será mientras no cambien las cosas, o mejor dicho, no cambien las condiciones laborales y sobre todo económicas de esta casta política que tenemos la mala suerte de tener, mantener y soportar aún no queriendo, que es lo peor. Pero ninguno se da por aludido, ¿será que no tienen vergüenza y se lo pasan todo por el forro de los cojones mientras siguen a lo suyo, que no es otra cosa que forrarse, chorizar y mangonear?. Me da a mí que es así y mientras no me demuestren lo contrario lo seguiré pensando, porque te podrán quitar la casa, te podrán embargar por no pagar los impuestos, te podrán joder todo lo que quieran y no poder hacer nada al respecto, pero lo que nunca me quitarán será mi forma de pensar y de expresarme ante tanta injusticia, ante tanta golfería y ante tanto cara dura. Por ahí estoy tranquilo. Menos mal. 
Ah se me olvidaba queridos blogueros, la persona que cobra y hace todo lo expuesto en el principio del post, no es otro que Javier Arenas. Para que lo sepan. Menudo tiparraco el colega, pijo, político y vividor, ¿se puede pedir más?. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

*PD: mira lo que dice Elena Valenciano AQUÍ

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share