domingo, 14 de abril de 2013

Lo que yo no entiendo

No me lo puedo creer. O sí me lo creo, porque parándome a pensar me doy cuenta de que vivo en España, un país en dónde las cosas injustificables se justifican sin más, siempre y cuando seas político, familiar de político o un golfo en general de los que hoy en día abundan a lo largo y ancho de esta piel de toro conocida como España. Hay gente que pierde su casa porque debe un par de meses de hipotecas porque no tienen ningún ingreso. Por otro lado a mangantes de guante blanco que deben hasta de callarse y les adeudan al banco 6 meses de hipoteca no le hacen nada, porque no hay ningún juez, ni ningún banquero con dos cojones que desahucien a este tiparraco conocido como Urdangarín. Pero les recuerdo que vivimos en España y estas cosas se dan un día sí y otro también. La noticia que me saco de mis casillas mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, fue la siguiente: “Caso Gürtel: dación en pago para los corruptos. Un dúplex de la mujer de Francisco Correa, embargado por la Audiencia Nacional, es aceptado por el banco para anular la hipoteca”. Toma del frasco, Carrasco. Es decir y si no lo he entendido mal, el banco (que no dice el nombre) acepta de estos chorizos o de los jueces de la Audiencia Nacional este dúplex que encima está embargado para hacer frente a posibles indemnizaciones o responsabilidades civiles para anular la hipoteca de un chorizo que ha robado hasta el infinito y mucho más, mientras hay gente con niños expulsados de sus casas por el simple motivo de no tener empleo para poder pagar sus púas. ¿Es eso lo que quiere decir la noticia?¿lo he entendido bien?¿o por el contrario no la he entendido y no me entero de nada?. Pero como saben queridos blogueros, no hay sopa Hispana sin pelo dentro. Encendí el ordenata y consulté, goteante el colmillo para informarme de algunos detalles sin importancia, pero que a mí me parecen vitales. Me entere por ejemplo de que por toda España llegan las órdenes a los Registros de la Propiedad que impiden que los acusados puedan disponer libremente de esos pisos, coches, plazas de garaje, etc… pero que como se ve a diario, eso no es así. Seguí investigando y me encontré que en Madrid se ha dado un caso especial al fallar una juez que el banco tiene preferencia sobre la Audiencia Nacional para cobrarse una hipoteca. Por eso, la mujer de Francisco Correa ha podido dar la dación en pago. Lo que yo no entiendo es si esa sentencia es sólo para esta mujer o para todas las mujeres, no en su misma situación se entiende, pero sí pasándolas putas. Claro, lo que yo entiendo es que para que un banco haga lo mismo con una mujer cualquiera, ésta tiene que ser mujer de alguien, por ejemplo Bárcenas, para poder así hacer la dación en pago. Si por el contrario eres una mujer desconocida, de esas de tantas que abundan por España, entonces verdes las han segado, en el sentido de que el banco mandará la orden de desahucio y la policía se presentará en su casa con 20 lecheras cargadas de antidisturbios para repartir hostias sin ton ni son, mientras te quitan la casa. Esto es lo que yo entiendo. O no, dependiendo de lo que quiera entender. Lo que yo no entiendo es porque luego todos los políticos mamarrachos que tenemos la mala suerte de tener se llenan la boca con esa frase tan famosa que dice “que la justicia es igual para todos” cuando se demuestra con creces que no es así. Lo que yo no entiendo es cómo unos políticos mamarrachos se llenan la boca diciendo que se dejan la piel por sus ciudadanos y sus votantes, cuando se demuestra con creces que no es así. Lo que yo no entiendo es por qué tenemos que mantener a estos golfos, a estos chorizos, a estos ladrones, a estos mangantes, etc, etc, mientras se ríen de todos los españoles y de una justicia que da asco. Lo que yo no entiendo es por qué siguen en libertad y con favoritismos por lo menos bancarios, mientras hay personas honradas que tienen que sufrir el acoso de una justicia injusta y que no es igual para todos. Es lo que yo no llego a entender. ¿Lo entenderé alguna vez?, esa es la pregunta que me hago día sí, día también y por ahora y viendo el panorama que hay y que se avecina tiene fácil respuesta NO. Cada uno es cada uno. Yo debo de ser un ceporro. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share