miércoles, 6 de octubre de 2010

El tío no para

Cándido Méndez recuerda que los españoles le han dado 14.000M de € a los bancos.

Empiezo con esta cabecera que he sacado de un periódico digital. Les he dicho en alguna ocasión que para flipar no hace falta drogarse, sino leer periódicos que llevan como cabecera noticias como ésta. Les aseguro que la flipaera equivale a una noche de mucha fiesta desenfrenada.
La primera impresión que me llevo al leer esta cabecera, es la poca vergüenza y la caradura con la que este sindicalista dice las cosas. Que yo como español le he dado euros a los bancos. Pues claro, los intereses que me cobran por la hipoteca, cosa que él seguramente con su sueldo de 111.000€ al año no necesita hacer, los intereses que me cobran para poder pedir algún crédito para que mi pequeño negocio no cierre cosa que él seguramente no tiene que hacer, porque ha trabajo un día desde el 2002 y ha sido el día 29S), etc.
Lo que sí se le puede recordar a este lumbreras metido a sindicalista barato, es que de mis impuestos él puede cobrar ese sueldazo tan descomunal que tiene (111.000€ al año), el puede organizar fiestas como la de Rodiezmo, el puede comer y cenar en los restaurantes más caros de Madrid, él puede pegarse la vida que se pega, y así hasta el infinito y mucho más.
Lo que debería recordar el tal Méndez, es que su sindicato vive gracias a los impuestos de los españoles, y también recordarle a este pájaro los 190M de € que se llevo el sindicato el año pasado, con la que estaba cayendo, en subvenciones. Porque claro, esas subvenciones (y se lo recuerdo a este sindicalista), salen de mis impuestos, y no de un servicio que me puede ofrecer un banco por prestarme un dinero que me hace falta para tirar cada día. Eso es lo que él debería de recordar, que vive gracias a los impuestos de los españoles.
Por eso que no se le olvide a este sindicalista pasarle la mano por la espalda a ZP, para que el próximo año no pierda tan jugosas subvenciones y así poder seguir tirando él y su sindicato, porque si tuviera que vivir de las cuotas de los abonados, no tendrían ni para pipas.
Por eso, que calle esa bocaza que tiene, agache la cabeza y que el soborno al que está sometido él y su sindicato por parte del gobierno para mantener sus privilegios lo sigan manteniendo, porque por otras fuentes de financiación este tío y todos sus colegas serían historia hace ya tiempo. Que mala suerte hemos tenido los currantes con los defensores de nuestros derechos laborales. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share