miércoles, 27 de septiembre de 2017

Esto sólo pasa aquí

Estamos en el año 2017. Toda Europa está ocupada por currantes (y por los que no pueden pero que pagan sus impuestos igual) que pagan sus impuestos…¿Toda?, toda no, un irreductible imán yihadista resiste todavía y siempre al invasor. Y la vida no es fácil para los currantes de Europa que tienen que ver como inmigrantes así se ríen de todo dios. 
Pero lo más chungo no es eso, lo peor es que encima hay que controlarlos porque son radicales islamistas, que en cualquier momento se les va la olla por Alá y te ponen un pepino en cualquier sitio jodiendo la vida de muchas personas honradas y que no tienen culpa de nada. 
Esto que parece una cosa de ficción está sucediendo en toda Europa. Y no se escapa ningún país. Este caso del imán yihadista está sucediendo en Suiza, y les voy a resumir su caso a groso modo para que sepan ustedes lo que tenemos y lo que mantenemos de nuestros impuestos. Vergüenza me da pertenecer a esta Europa cutre, salchichera, con el ojete cerrado por el miedo y por cogérsela con papel de fumar para solucionar estos asuntos de una vez por todas. El problema va a seguir estando quites las ayudas a todos estos inmigrantes o se las sigas dando, como se está viendo tristemente. Pero en fin, que me salgo del tiesto. 
Les iba diciendo que les iba a resumir la historia de este imán yihadista. El tipo se llama Abu Ramadan, el mismo que pidió a Alá que destruya a los judíos, los cristianos, los hindúes y los rusos (como Hitler, pero en musulmán, es decir, la raza moruna) durante una oración en una mezquita. Pues bien, este fulano ha recibido 620.000$ (600.000 francos suizos) en beneficios sociales durante más de una década, asignados por Suiza, nación por otro lado mayoritariamente cristiana. 
Este personaje, tras obtener asilo político y permiso de residencia, nunca desempeñó un trabajo, viviendo de pagas sociales desde 2004 hasta 2017, y lo que es peor, nunca aprendió alemán ni francés, por lo que no fue posible incorporarlo en el mercado de trabajo. Y esta es la historia de este imán yihadista. 
Pero como él hay muchos más, y encima actúan inmolándose, como es el caso de Khuram Butt, que fue el líder de los terroristas de Londres, y que vivía en Europa gracias a las ayudas sociales, es decir, al esfuerzo de millones de currantes (y los que no tienen trabajo pero que pagan impuestos igualmente) que con el sudor de su frente pagan religiosamente para luego recibir a cambio estás cosas. 
Encima para más inri, hay una web islámica* que explica a los musulmanes como vivir de las ayudas sociales, en España y en Europa. Es lo que tenemos, todo o casi todos para ellos, por el simple hecho del miedo. O por lo menos es mi conclusión. Vaya tela. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

*PD:mira el enlace AQUÍ

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share