domingo, 18 de diciembre de 2016

Me alegro un montón

Nunca he tenido un sentimiento nacional. Siempre he pensado que en caso de guerra, yo iría siempre con el enemigo. Qué pena que España ganara la Guerra de la Independencia. Me hubiera gustado que ganara Francia. Nunca me he sentido español, ni cinco minutos. Todo lo anterior lo dijo el tiparraco de Trueba en la entrega del Premio Nacional de Cinematografía. Pero esos comentarios, le están saliendo muy, pero que muy caros a este tiparraco, ya que el fiasco en su película es más que evidente. Aparte de eso, tiene una manera muy peculiar de financiar su cine. Así si la cosa le sale mal, como es el caso que nos ocupa, no sólo cae él, sino mucha más gente. Pero les explico. 
Antonio Resines ha puesto de su dinero 1.000.000€. Penélope Cruz, lo que le correspondería por su salario, que es en torno a 2.000.000€, porque, para financiar La reina de España la película que se ha pegado la hostia, Trueba habría recuperado una filosofía que es la de hacer cine en cooperativa, que significa que técnicos y actores aportan su salario, capitalizándolo como si fueran dueños de una parte de la película y convirtiéndose en accionistas, incluso el propio Trueba habría aportado su trabajo de guion y dirección, cifrado en 1.000.000€ más o menos,  porque las cuentas todavía no son públicas hasta que se manden a auditar al ministerio. 
Con 11.000.000€ de presupuesto, el fiasco de La reina de España es ya una evidencia. Ha recaudado desde su estreno tan sólo 600.000€ y menos que debería de haber ingresado, si se me permite este aporte de mi cosecha, con lo cual Antonio Resines, Penélope Cruz y en un pequeño porcentaje Atresmedia, afrontan pérdidas millonarias, gracias en parte a las palabras de Trueba. Se habrá dado cuenta este tipo, que en España también tenemos nuestro lado patriota. 
Pero el tiparraco sigue diciendo gilipolleces de las suyas, y sigue dando la matraca con cosas como esta, “QUE HAY UNA PARTE DE ESPAÑA QUE HA SIDO ENVENENADA CONTRA EL CINE ESPAÑOL”, pero lo que no dice, es que esos mismos españoles estamos hartos de que parte de nuestros impuestos se vayan a financiar a gente como él, no ya por el tipo de películas que hagan o el tipo de cine que hagan, sino por palabras e ideologías que los contaminan a ellos. En ciertas cosas y sobre todo decirlas en ciertos ámbitos y delante de ciertas personas, autoridades y medios de comunicación pueden traer daños colaterales que se pueden hacer más duros en cuanto caen en las redes sociales, y eso hay que tenerlo muy en cuenta, cosa que al parecer el tipo este conocido como Trueba porque de alguna manera hay que llamarlo, no ha calculado bien. Y ahora está como está, mendigando por los platós y en entrevistas que donde dije digo, dije Diego, es decir, que porque no está ganando lo suficiente, pues ahora es el más español del mundo, el mayor patriota del mundo y si hubiera guerra sería el primero en alistarse en el ejército español, aunque sólo sea de cabra de la Legión. 
Un poco tarde para retractarse. Por eso la hemeroteca existe, y para eso está el cerebro, para pensar las cosas antes de hacerlas y sobre todo para valorar los pros y los contras de las gilipolleces que se dicen y delante de quién se dicen. Por eso me alegro un montón de su fracaso. Cada uno tiene lo que se merece y es responsable de lo que habla. Bueno así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogueros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share