miércoles, 20 de mayo de 2015

De algo hay que vivir

Hay personajes públicos que fueron ídolos para muchos españoles, y que ahora se ven abocados a pelear con la justicia para demostrar su inocencia en ciertos aspectos un poco turbios. Este es el caso de José Ramón Julio Márquez, conocido como el rey del pollo frito pero que en realidad esconde a Ramoncín. Este hombre en sus tiempos fue cantante, escritor e incluso hasta presentador de un programa en RTVE conocido como el Lingo. Pero no hay sopa hispana sin pelo, y Ramoncín la cagó en cuento se puso al servicio de la tan odiada y repudiada $GA€. 
Todo lo anterior viene a colación, porque el titular que me encontré en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro decía así: “LA AUDIENCIA NACIONAL JUZGARÁ A RAMONCÍN POR HACER FACTURAS FALSAS A NOMBRE DE LA $GA€”. Claro, Ramoncín tenía que vivir de algo, y el ex cantante tenía que llevar un sueldo a casa, y estos sinvergüenzas de la $GA€ se lo pusieron en bandeja. Pero él también fue un sinvergüenza si cabe más que ellos por entrar a su juego y al trapo de estos delincuentes que gobernaban esta asquerosa institución con mano de hierro, junto con el cabecilla principal, el ex cantante de los canarios, el tal Teddy Bautista. 
Los hechos en los que el magistrado da por concluida la instrucción se circunscriben a la conducta desarrollada por uno de los imputados, Ramoncín, quien durante años, según explica el juez, "habría estado emitiendo y cargando a $GA€ facturas por supuestos servicios realizados para la misma, que en determinados casos no se corresponden con contraprestación alguna o son simuladas, todo ello con la connivencia de José Luis Rodríguez Neri, ex director general de la SDA€, (otro montaje de Teddy y sus colegas para robar a manos llenas) y, al menos en algunos casos, de Enrique Loras, ex director general de la $GA€ (mano derecha del golfete Teddy Bautista) y Pedro Antonio Hernández, director de los servicios jurídicos, (vaya tela con el abogado, y si lo es). 
Cuando un cantante, un pintor, un actor, o lo que sea que se dedica a vivir de su trabajo se queda sin él por el motivo que sea, hace como el resto de los españoles, con la diferencia de que éstos artistas tienen conocidos en estos lugares en los cuales pueden mangonear, y un español normal se ve abocado a rebuscar en la basura o a robar una gallina para hacer un caldo para los churumbeles. Pero también hay otra diferencia abismal, que la justicia no es igual para ambos casos, porque los artistas, políticos, sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) y demás gentuza famosa y pública se aprovechan y tardan años en que salga alguna vista (ojo al matiz), para el resto de los españoles esos años te los pasas en la trena por robar una gallina para que tu familia pueda comer algo. Que esta diferencia jamás se olvide. Es lo que hay, Maikel Naig. Porca miseria. Nada, las cosillas de la $GA€. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share