miércoles, 22 de octubre de 2014

Aires de grandeza y golfería

“QUERÍA COBRAR LO MISMO QUE LOS DIRECTIVOS DEL SANTANDER Y DEL BBVA”. Estos son los aires de grandeza que ha tenido durante 34 años el más golfo de los directivos de Caja Madrid. Hay 83 gofos-directivos más, pero éste tiene su particularidad, que además era el más duro con los trabajadores. Este golfo, conocido como Ildefonso Sánchez Barcoj, gastó la friolera de 484.000€ con las ya famosas tarjetas black de Caja Madrid, mientras apretaba a los trabajadores para que no gastaran más de lo imprescindible en su día a día. Claro, hacía eso para que él y sus 83 compañeros golfos, pudieran gastar más con las tarjetas black. 
Sánchez Barcoj ocupó la dirección general de medios, desde donde controlaba los gastos de la caja. Y se aplicaba a fondo en ello, hasta el punto de que prohibió imprimir y hacer fotocopias, e incluso cortó el agua caliente a las sucursales. Mientras tanto, él utilizaba su tarjeta black a diario hasta para los gastos más nimios, aparte de grandes viajes y costosos regalos, mientras se encubaba la quiebra de la entidad de Caja Madrid que ha requerido el mayor rescate de la historia por parte del Estado con el dinero de todos los españoles. 
Por eso, cuando leí en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro la noticia que decía: “SÁNCHEZ BARCOJ RACANEABA EN PAPEL Y AGUA CALIENTE, MIENTRAS ÉL FUNDÍA LA TARJETA BLACK” no me sorprendió para nada. En ese titular faltan los otros 83 golfos más que le acompañaron en la fundición de las tarjetas y por ende la entidad financiera. La golfería puede ser como la grandeza, una obsesión. O dicho de otro modo, la golfería es directamente proporcional a los aires de grandeza que alguien pueda tener, porque contra más golfo, ladrón y sinvergüenza eres, más cosas te puedes permitir para que tu grandeza aumente por momentos. Y esto es lo que le ha pasado a este Sánchez Barcoj y a sus 83 compinches ladrones, golfos y sinvergüenzas. 
Una auténtica canallada por su parte hacia los clientes de Caja Madrid y después hacia todos los españoles que hemos tenido que rescatar a esta entidad de las manos de esta panda de hijos de put_ con aires de grandeza y con mucha, mucha golfería. Pero es lo que tenemos en España, golfos, sinvergüenzas, ladrones, mangantes, políticos que aglutinan todo lo anterior, amigos de políticos que aglutinan todo lo anterior, sindicalistas (no se rían por dios, en España todavía existen estos parásitos sociales aunque ustedes no los vean ni por error televisivo) que aglutinan todo lo anterior, los de IU que aglutinan todo lo anterior, los del PP y PSOE que aglutinan todo lo anterior, y así hasta el infinito y mucho más. Todo ello aderezado por una justicia de mierda que sólo ataca al más pobre para así evitarse daños colaterales cuando ejerce sus funciones. En definitiva la España que tenemos (que no la que nos merecemos) gracias a golfos como éstos. España ha sido, es y será un país de gitaneo y de chanchullos y eso nadie lo puede remediar. Lo llevamos en la sangre, hasta los más altos cargos son así. ¿Lo ven?. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share