domingo, 14 de septiembre de 2014

Lo que cuesta el saber

Educar a nuestros hijos no cuesta lo mismo en una Comunidad Autónoma que en otra, y lo podéis ver queridos blogueros si pincháis en el enlace* de más abajo que os coloco porque yo lo valgo. Os lo podéis tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. 
La cuestión es que desde que el bigotes, (conocido como Aznar en los ambientes políticos) quito o suprimió la EGB, en España el estudiar y sobre todo el aprender algo es una odisea. Sólo hace falta ver informes que circulan por internet de instituciones importantes para darse cuenta que cada vez nuestros estudiantes son más ignorantes, más analfabetos y que hacen novillos cada día más. Para los padres es un problema, pero esto a medio y largo plazo hará que España se convierta en la que había antes de la Guerra Civil, es decir, un país inculto y analfabeto dominado por la gente que se puede permitir el estudiar, aunque éstos sean más ceporros y analfabetos que los demás. Ahora mismo se está dando el caso, muchos de los que nos gobiernan y hacen leyes en el Parlamento y en el Senado no tienen ni la EGB ni nada, eso sí, de números saben un huevo porque en las cuentas que hacen para no reducir sus sueldos son unos máquinas. 
Da la sensación que el gobierno o los gobiernos (cabe recordar que cada vez que llega un nuevo partido al poder éste cambia la ley de educación a su antojo) quieren privatizar este derecho fundamental, porque sino yo no llego a entender esta disparidad de gastos educativos dependiendo de cada Comunidad Autónoma. El ejecutivo que está y los futuros que entren deberían no tocar más las leyes de educación porque cada vez que lo hacen es para joder a las familias con más cambios de libros y sobre todo, joder a los estudiantes que no aprenden una mierda. Ya me imagino a algún estudiante repetidor si le pilla cambio de gobierno, los libros de 4º curso, por poner un ejemplo del curso escolar 2013-2014 si va a repetir no le vale para el curso 2014-2015, porque alguien desde alguna Consejería de Educación o desde el Ministerio de Educación lo han decidió así por su ideología política  y no tienen miramientos en que la familia esté en paro, gane muy poco o no se pueda permitir el gastazo en libros,  por el simple hecho de cambiarle el color de las tapas. 
Cabe también la posibilidad de que las editoriales aprieten al gobierno de turno para cambiar los libros cada vez que haya elecciones y así asegurarse unos beneficios descomunales a costa de unos libros que en muchos de los casos, sólo cambian algunas líneas Hay que recordar que América la descubrió Colón, lo escriba quién lo escriba, pero hay detalles sutiles que hacen que cambien los libros. 
En estas estamos queridos blogueros, otro septiembre más otro zapatazo más para los bolsillos de los padres de familia y cuentas más llenas para los dueños de las principales editoriales. Menudo negocio. Yo lo que me pregunto es lo siguiente, ¿por qué no toman el ejemplo de la educación de los países Nórdicos?, la respuesta puede ser esta: porque sino no hay reparto de tarta entre editoriales y algunos politicuchos de esos que aparecen cuando menos se les espera, esto no es España. Puede haber otras respuestas, sólo espero que alguien me las diga. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

*PD: mira lo que cuesta la educación AQUÍ 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share