domingo, 28 de septiembre de 2014

¿Casualidad?

No suelo creer en las casualidades, pero cuando se trata de nuestra asquerosa casta política mi concepto sobre casualidad cambia un poco. Y máxime cuando leo noticias relacionadas con subvenciones europeas que se les atizan a familiares de ministros por tener tierras cultivadas. 
Pues bien, eso es lo que me ha pasado con esta noticia que leí en un periódico de tirada nacional mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro. Decía así: “LA FAMILIA CAÑETE COBRÓ 1,8M DE € EN AYUDAS AGRARIAS DURANTE SU ÉPOCA DE MINISTRO”. ¿Casualidad?, pienso que no y lo pienso por varios motivos. 
El primer motivo tiene que ver con éste Código de Conducta: “Un comisario europeo no debería tener que lidiar en su mismo departamento con asuntos en los que pueda tener intereses personales, a nivel familiar o financiero, que puedan poner en duda su independencia”. Muy bien pensaran ustedes. Pero resulta que Cañete tiene que ser ratificado todavía en el puesto de comisario, y de ahí que haya puesto a la venta sus participaciones en las empresas petrolíferas que poseía, porque si no lo hubiera hecho, no puede ser comisario europeo y menos de Clima y Energía. Pero la polémica está servida, ya que familiares cercanos de su mujer, los terratenientes Domecq-Solís recibieron los millones anteriormente mencionados mientras Cañete fue ministro de Agricultura, y de ahí lo dudoso de que el ex ministro sea comisario. Parece que hay algo más detrás de ese nombramiento. 
El segundo motivo es que Cañete fue el encargado de negociar con la Comisión Europea el paquete de ayudas de la Política Agraria Común, conocido como PAC, que son las mayores subvenciones comunitarias. 
El tercer motivo tiene que ver con la casualidad, es decir, el momento oportuno en el que se negocian esas ayudas, el momento oportuno de concederlas y por supuesto las personas y las empresas (cercanas al ex ministro) que las reciben. Se da la casualidad que hay agricultores murcianos que están esperando como agua de mayo ayudas por la sequía y fíjense ustedes qué casualidad que todavía no han visto un duro, y si lo han visto ha sido con cuentagotas. 
Donde quiero llegar a parar, si es que alguien todavía no se ha dado cuenta, es lo que pasa siempre en España cuando se es alguien en cualquier ministerio y se manejan muchas perras que como siempre son de otros. Influencias, negociaciones y demás asuntos relacionados con el dinero siempre caen en las manos menos necesitadas, como es el caso. El dicho ese que rula por ahí que dice, que EL QUE REPARTE SIEMPRE SE LLEVA LA MEJOR PARTE, se cumple con creces en este país asqueroso lleno de políticos más asquerosos aún que sólo miran por sí mismos y en algunos casos por la familia. Es ahí donde quería llegar a parar. Pero como he dicho antes, seguro que cualquiera de ustedes han llegado desde el primer párrafo a esa conclusión. Estamos en España, y eso ya es un punto a favor para llegar a ciertas conclusiones sin dar muchas explicaciones. Qué asco dan por dios. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share