miércoles, 8 de mayo de 2013

Recomendaciones sexuales

Lo que nos faltaba, ahora también psicólogo sexual. Este obispo calenturiento que se preocupa más en recomendar como practicar el sexo que en preocuparse de la falta de fieles en las iglesias, es también psicólogo sexual. Se refiere al ano de la mujer como “EL OJO DE DIOS”. ¿Qué es para él entonces la vagina de la mujer, el ojo del edén, el ojo del Paraíso o el ojo de la Virgen María?. Debería de aclarar un poco el tema para que así los pecadores que habitamos en esta España calenturienta y pornográfica sepamos a que nos atenemos cuando hablamos de sexo y sobre todo cuando lo practicamos. Todo esto viene porque el gobierno pretende cambiar la Ley del Aborto para deleite de obispos y de la Conferencia Episcopal Española (en adelante CEE) y que reabre otra vez viejas rencilla entre detractores y defensores del mismo. Como si España no tuviera más problemas que ese. Lo primero, y es mi humilde opinión, el aborto debería de ser libre y que luego cada chica o mujer cargue en su conciencia con lo que hace, pero que lleguen estos pajaritos vestidos de púrpura e inflados a billetes y de comida exigiendo cómo y por donde debemos hacer el sexo, pues clama al cielo. Está bien que opinen faltaría más, pero de ahí a exigirnos y mandarnos, pues que quieren que les diga. El obispo de quién les hablo y que ha sido elegido por la CEE para difundir el mensaje ha sido el polémico e incansable Reig Plá, obispo de Alcalá de Henares, que además y no contento con eso de él “OJO DE DIOS”, suelta esto otro: “LA IGLESIA RECOMIENDA PRACTICAR EL SEXO ANAL COMO MEDIDA DE PREVENCIÓN DEL ABORTO”, de ahí viene lo de psicólogo sexual. Pero no contento, el tipo seguí soltando improperios de esta calaña: “el aborto es una lacra que pone de manifiesto la pérdida de valores de la sociedad”. Con esta recomendación, la Iglesia se moderniza y envía un mensaje muy claro a los abortistas: vamos a daros por el culo, y encima el tio se remite a la Biblia para justificar la medida, y más concretamente en el pasaje del Éxodo ese que dice “ojo por ojo”. Pero el colega seguía en esa misma línea con el siguiente argumento: ”el cuerpo humano es el Templo del Señor. El ano su puerta trasera. Un buen feligrés siempre prefiere entrar por la puerta principal, pero la cuestión es entrar, aunque sea a base de mantequilla” y seguía dando la tabarra y contestando a las preguntas sin rehuir ninguna. El colofón fue esto: “¿Embarazos no deseados?. A cualquier párroco se le hace muy difícil entender que alguien pueda no desear a un niño”. Claro no olvido a las parejas homosexuales, que como siempre están en el punto de mira de estos retrógrados con poder, y soltó la siguiente perla: “Son repugnantes – asegura el obispo – ¿Sabía usted que aprueban el sexo anal?”. Cabe recordar que la Iglesia Católica lleva 2013 años manteniendo las mismas posturas, pero cabe también recordar que ellos también han tenido aventurillas amorosas que han sido escandalosas, como los de los niños obligados a mantener relaciones sexuales en Irlanda y Alemania, y cabe también recordar que en este último país un acusado de esta canallada fue el hermano del Inquisidor General después metido a Papa y ahora metido a Papa Emérito el conocido como Benedicto XVI, el que llevo a cabo tales golferías que sólo merecían el que lo caparan. De esas cosas repugnantes y de muchas más no dice nada nuestro amiguete, psicólogo sexual y portavoz de la CEE el colega Reig Plá, y por supuesto toda la panda de secuaces que habitan y viven gracias a la CEE, encabezada por Rouco Varela y sus secuaces. La verdad que hay que tener dos cojones para soltar todos los disparates que dijo este tío en la rueda de prensa y que les transcribo en este post. Hay que reconocerlo, los tiene bien plantaos, pero sólo para lo que él o ellos, me refiero a la Iglesia en general y a la CEE en particular, quieren decir. Eso me ratifica en el dicho popular que dice: “hacer lo que yo diga, pero no hagáis lo que yo haga”. Lo dicho lo que nos faltaba por ver. Le voy a dar una pequeña idea a Reig Plá y a la Iglesia en general. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera, y que por supuesto no sirva de precedente. Podían publicar una Biblia sobre cómo hacer sexo, o mejor dicho, como ellos creen que deberíamos hacer el sexo. Lo mismo que el Kamasutra pero católico, con diferentes posturas, diferentes formas de meterla en los agujeros, diferentes maneras de no cansarnos, etc, para así cuando vayamos a hacerlo tener una guía espiritual que no me meta en el pecado y por supuesto para obedecer la doctrina de Nuestra Santa Madre Iglesia. También podían indicar los diferentes nombres de los agujeros y de las posturas, para así saber donde la metemos sin incurrir en pecado. De paso la podían vender en las iglesias o regalarlas cuando acabara la misa correspondiente para que no se escape ni dios de la doctrina sexual de la Iglesia Católica. Yo creo que si Jesucristo levantara la cabeza y tuviera esta guía, se haría actor porno, porque si sigues sus pautas no es pecado tener sexo, siempre y cuando sigas el gran libro del sexo de la Santa Madre Iglesia, y así todos contentos. Que tomen nota desde la CEE y el Vaticano, aquí tienen un filón porque ellos ya saben los calenturientos que somos los mortales. Vivir para ver. “Laus deo”. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share