miércoles, 16 de enero de 2013

Un tesoro de amigo

Quién tiene un amigo tiene un tesoro, pero hay 115 personas que tienen en común el mismo tesoro, es decir, al cacique José Luis Baltar del PP. Este tesoro de amigo, coloca a 115 colegas antes de abdicar en su hijo, y así asegurarse los votos necesarios para que su vástago mantuviera el cargo, que no es otro que el de la Diputación de Ourense, es decir, el tal cacique Baltar era presidente de la Diputación. La historia podía haber ocurrido de esta manera que les voy a contar. Se lo pueden tomar como una chulería por mi parte como otra cualquiera. El tal Baltar al cabo de un tiempo cede el puesto a su hijo sin más elecciones ni nada de nada. La oposición seguro que se queja. Entonces el tal Baltar se da cuenta que la continuidad del hijo en la presidencia de la Diputación de Ourense corre peligro. Habla con 115 colegas y los coloca en la Diputación a cambio del voto para su hijo. Éstos aceptan y el hijo gobierna sin más problemas. Fin de otra triste historia que sólo se da en esta España de risa en la que vivimos. Por este motivo, la fiscalía ha actuado con una querella por un presunto delito continuado de prevaricación en las contrataciones de personal en esta Diputación. Menos mal que la fiscalía ha actuado, lo chungo hubiese sido que hubiese mirado para otro lado. ¿Pero qué pasará?, se preguntarán ustedes. Pues nada, que va a pasar. Harán un poco el paripé investigando, harán un poco el teatro para justificar los sueldos, dejarán que a la gente se le olvide el tema y cuando todo esto haya pasado, pues a seguir gobernando y a vivir que son dos días. Eso pasará, sino tiempo al tiempo. Esto pasa en un país como este, que es la descojonación padre y el hazmerreir de medio mundo. Esto en un país medio serio y de nuestro entorno, se solucionaría de otra manera como por ejemplo, destituyendo y fulminando al Baltar, a su hijo y a los 115 colegas colocados para votar. Y cuando todo se haya aclarado, si son culpables que cumplan la condena íntegra en la cárcel y sino pues que vuelvan a sus puestos respectivos a trabajar por sus ciudadanos. Pero como siempre les digo en estos casos, que no se les olvide jamás que estamos en España, y eso es un matiz más que suficiente para entender muchas de las cosas que son incomprensibles para los ciudadanos de a pie, pero que es la biblia de tanto golfo chorizo que tenemos la mala suerte de tener en esta España cutre y salchichera que nos ha tocado la mala suerte de vivir. ¿Para cuándo un cambio de la legislación para que no sucedan más estas cosas?, posiblemente nunca, pero no me resigno a que algún día (yo seguro que no lo veré) todo esto cambie y el que robe sea destituido iso facto, y que no salga de la cárcel hasta que no devuelva todo lo robado. Un cambio muy pero que muy lejano, pero no imposible siempre y cuando haya voluntad de hacerlo. A día de hoy, esa voluntad no existe. Penoso, pero es así. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share