miércoles, 30 de enero de 2013

Malnacidos

En esta España, o como se llame esta descojonación de país en la que habitamos, siempre que salta a la palestra algún escándalo de malversación de fondos públicos, mangoneo de dinero por parte de los políticos y enriquecimiento dudoso de los mismos, se sigue un protocolo que es igual para todos. A saber: 
1º.- salta la noticia 
2º.- sale el perjudicado desmintiéndolo todo y diciendo que es una campaña en su contra por parte de alguien a quién no conoce 
3º.- las tertulias radiofónicas y televisivas tienen carnaza para un par de semanas 
4º.- algún periódico escarba en la mierda y sale más dinero oculto
 5º.- los compañeros de partido del susodicho mangante dicen no saber nada 
6º.- salen los peces gordos de dicho partido para exigir que se llegue hasta el fondo 
7º.- algún periódico tirando del hilo de ese mangoneo descubre que hay más políticos envueltos en esa trama 8º.- salen de nuevo todos los políticos, mayormente de la oposición exigiendo explicaciones aunque ellos no las hayan dado de su montoncito de mierda particular que les salpica dentro de su partido 
9º.- salen los gobernantes diciendo que van a cambiar la ley para que eso no vuelva a suceder 
10º.- se pasa el tiempo y nada de lo dicho en los puntos 8º y 9º se hace, ni se intenta. 
CONCLUSIÓN: otro dinero público perdido, otro chorizo lejos de la cárcel y de devolver el dinero. Pero los muy imbéciles se piensan que a la gente de a pie, es decir, a los ciudadanos se nos olvida este desliz por parte de esta clase política que tenemos la mala suerte de tener y de mantener, que es lo más jodido de todo. Pagarle el sueldo a gentuza de esta calaña, a unos por robar y a otros por evitar que lo sigan haciendo, me repatea el estómago y me da igual el color político, ya que son todos iguales para esto del dinero, ya que todos los partidos, el que más y el que menos, tiene que esconder un poco de mierda de este tipo bajo la alfombra. Todo lo que le he expuesto viene porque personalmente estoy hasta los mismísimos cojon..... de esta clase política asquerosa, vividora y mangante que tenemos en esta España cutre y salchichera que nos ha tocado vivir, porque no hay día que no salgan a la palestra casos de políticos envueltos en tramas de robo, malversación, choriceo, etc, etc. Casos como la Gürtel, el caso Campeón, el caso Pokemon, el caso de Bárcenas, el caso Pallerols, el caso de Jordi Puyol Oriol, el caso de los Eres en Andalucía, el caso Noos, etc, etc, hacen que me pregunte donde coño está la justicia española, esa que dicen que es igual para todos pero que como se ve no es así ni por error administrativo. La justicia sólo es para los que se la pueden permitir, es decir, los mismos que nos roban a los ciudadanos el dinero de nuestros impuestos, ese mismo dinero que tanto trabajo nos cuesta ganar día a día para mantener un sistema que sólo favorece a unos cuantos sinvergüenzas. Y ahí están los ejemplos. Hay muchos más, pero me faltaría papel. Sólo sé que en España hay cerca de 400 políticos imputados por la justicia de risa que tenemos, pero sólo UNO está en chirona, pero seguro que por poco tiempo, ya que estará ahí el gobierno de turno para darle alguna amnistía ya que seguro será una víctima del sistema que tenemos la mala suerte de tener. Esta es en definitiva la triste historia de España, un infeliz país donde la gente trabajadora y honrada puede verse obligada a cerrar tienda o negocio por equivocarse en su gestión, pero donde ningún banco ni banquero, ni político malnacido y ladrón que llevan años robando y equivocándose en la gestión irresponsable de un dinero que ni siquiera es suyo, y que lo usan para forrarse y pegarse luego la vida padre, pagan el precio de sus errores. Nunca. La verdad que es para pillar un camino. Malnacidos. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

 Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share