domingo, 13 de enero de 2013

Cada vez hay más golfos

La aparición en España de esta lacra social que roba, mangonea, trafica con influencias, prevarica y hace lo que le sale de la entrepierna, es la justicia que tenemos de risa y las leyes que hay de cachondeo puro y duro que protege a todos estos figuras por el simple hecho de estar aforados, cosa que los hace casi impunes a la ley, mientras que un pobrecillo padre de familia en paro, sin ningún ingreso se ve obligado a robar una gallina para alimentar a sus hijos, es detenido sin compasión por 20 lecheras y encerrado en la cárcel sin preguntarle ni siquiera por qué lo hizo durante 4 años. Ese es el mayor problema que tiene España en estos momentos. Los políticos hacen y deshacen leyes para que sean cumplidas por otros, pero nunca por ellos mismos, ya que son inmunes a todas las cosas que hacen, estén dentro o fuera de la ley. Eso de que la ley es igual para todos y que la justicia (que tenemos de risa) es ciega, no se lo creen ni en el Congo. Todo esto viene, porque la semana pasada mientras desayunaba en el bar de mi amigo Pacorro, me encontré con una noticia de esas que ya ni te sorprende, porque es tanta la costumbre de encontrártelas, que la sorpresa será cuando algún día no aparezcan en ningún periódico. Bien, como les decía la noticia decía así: “El alcalde de Santiago de Compostela el señor Ángel Currás del PP ha sido imputado por el juzgado de Instrucción Nº 1 de Lugo en la operación Pokemón, esa que investiga irregularidades en las adjudicaciones de ayuntamientos gallegos a diferentes empresas, principalmente del grupo Vendex”. Como siempre pasa con todos estos golfos, este también es inocente y que por supuesto no va dejar de chupar del Estado, huy perdón, no va a dimitir. Lo de siempre, vamos. Lo que yo no llego a entender es como se permite en este país estas cosas. Es decir, políticos imputados en casos graves de choriceo, robo, mangoneo, etc, etc, y que sigan ejerciendo sus cargos y encima cobrando por ello. Es algo que por mucho que lo intento no me cabe en la cabeza. ¿No sería más fácil y menos traumático para los ciudadanos que están pasando penurias, destituirlos, investigarlos, juzgarlos y encerrarlos en la cárcel sin son culpables?, si no lo son, pues que vuelvan a sus cargos y se acabó. Si sin culpables, pues que se pudran y si roban pasta pública que no salgan de la trena hasta que no hayan devuelto el último euro robado a las arcas públicas. Porque eso es el otro gran problema, que roban un dinero que ni siquiera es suyo, cumplen condenas (cuando lo hacen), no devuelven el dinero chorizado y encima se piran de España a gastarlo en paraísos turísticos. Si tuviéramos políticos un poquitín competentes en este aspecto, harían leyes para hacerlo así. Pero no las hacen (y esto ya es una opinión muy personal mía) por si colocan a primos, familiares, amigos y conocidos y les dan a éstos por meter la mano en la caja pública y los pillen. Otra razón no veo a este disparate de robar, salir impune y encima no devolver lo robado. ¿Por qué Hacienda no hace una lista con todos estos ladrones y prevaricadores políticos que aprovechan su cargo para forrarse y salir con las manos limpias?. Cuando solucionen este grave problema, tendrán a los ciudadanos de su lado. Mientras los políticos serán como una cagada de perro, o se les pisa por descuido o se les da de lado a caso hecho. Ellos deciden. Mientras el número de golfos va en aumento, y es directamente proporcional a la grave crisis que hay. Cosas de las matemáticas. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share