domingo, 27 de enero de 2013

Al pueblo recortando y a la tele dando

Hay políticos regulares, los hay malos, los hay chorizos y los hay con muy poca vergüenza (que son la mayoría). En este post les voy a hablar de uno que no sé en qué categoría colocarlo. Pero un presidente que apoya a su TV con 400M de € mientras recorta en sanidad, dependencia (una ley que por cierto aprobó su partido cuando estaba en el poder, aunque no hubiera dinero para llevarla a cabo) y educación, pues no sé en donde colocarlo, sinceramente. Esta clase de políticos son los que están hundiendo a España en la miseria más absoluta, mientras apoyan su ideología a través de sus medios de comunicación sin escrúpulos y sin compasión, y lo que es más chungo, con un dinero que ni es suyo pero que si saben coger para utilizarlo en su favor. Que conste también, que estas cosas pasan en casi en todas las comunidades autónomas, ya que estas teles son como las cajas de ahorros, instrumentos para hacerse ricos y encima pregonarlo a los cuatro vientos, todo mezclado con la ideología política correspondiente al color de la presidencia de esa comunidad autónoma, nada nuevo bajo el sol, pero que no deja de sorprenderme. Por supuesto el pueblo llano, es decir, el ciudadano honrado y trabajador (o parado) que sufre la asfixia de la subida de impuestos y todo lo que ellos quieran, pasándolas putas para que luego políticos de esta clase se gaste el dinero del contribuyente en publicitar su ideología a través de su tele, mientras cierran hospitales, centros de salud, colegios, etc, etc, etc, pues la verdad, como les he dicho antes, no sé en qué clase catalogarlo. Se le debería caer la cara de vergüenza y esto en los países de nuestro entorno esos países en los que tanto se fijan para subirnos impuestos, pero en los que nunca se fijan para otras cosas beneficiosas para los ciudadanos, no pasa ni por error por la sencilla razón de que este país en el que vivimos es el coño la Bernarda y de serio tiene lo que yo de cura, es decir, rien de rien. Lo que me sigue sorprendiendo es que siga gobernando sin ningún pudor y sin ningún respeto hacia los ciudadanos por los que él dice trabajar y dejarse la piel, porque si de verdad fuera un tío que se viste por los pies, hubiese dimitido hace tiempo, o más sencillo, no donar esa cantidad de pasta a su tele para divulgar su ideología política. Penoso, pero es la triste y cruda realidad de un país de risa en donde siempre se ríen los mismos, los que chorizan, mangonean y malversan sin pudor y por supuesto sin dimitir ya que saben que tienen a la justicia de su parte. A se me olvidaba, el político al que me refiero es Griñan, por si no se habían dado cuenta del detalle. Y ahora les pregunto, ¿ustedes saben en qué categoría colocarlo?. Tiene la cara tan dura que no se la puede ni afeitar. Es lo que hay Maikel Naig. Porca miseria. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo. 

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share