domingo, 20 de marzo de 2011

El donante

Hay gente que es muy buena. Tan buena, que regala locales a partidos políticos para que monten su sede. Eso es ser bueno, y ríete tú de Caritas. Esta gente debería de tener el nombre de una plaza, o de una calle y ya si me apuran el de una avenida. Pero no, encima sus conciudadanos son unos desagradecidos y no hacen nada al respecto.
Da igual que el dinero venga de una herencia, de un sorteo, de un premio, de una estafa, da igual. Lo importante es lo que se hace con él, y éste donante se gasta 58.000€ del ala en comprar un local en Camas (Sevilla) para que su amado partido, el mismo que le ha dado todo (incluso el acceso al dinero público y a las subvenciones europeas) puede montar una sede en ese pueblo. Por eso como les decía, da igual de donde provenga el dinero. Lo importante es lo que haces con él. Pero ¿qué ha hecho con el resto de la pasta?, pues seguro que ha hecho una pequeña inversión en algún ático, en algún capricho caro o simplemente guardarlo por si vienen vacas flacas. Lo mejor sería preguntarle a el que lo tiene.
Pero este donante como casi todos los que se dedican al oficio de mangonear, trapichear, gestionar, enriquecerse a costa de los demás, vivir como reyes, ir a buenos hoteles y buenos restaurantes mientras sus conciudadanos no tienen ni para comer, viajar en cochazos pagados por todos (incluida la gasofa que gastan) tiene un pequeño defecto: EL DINERO NO ES SUYO. El oficio al que me refiero es el de político/a, y es el lugar idóneo para gastar pasta que no es tuya e ingresar pasta, que por supuesto tampoco es tuya. Este donante, dio esa cantidad de dinero indicada unas líneas más arriba como agradecimiento al PSOE andaluz por haber recibidio un ERE de 700.000€. Toma del frasco, Carrasco. Ni que decir tiene que este donante era miembro de la Junta de Andalucía en el momento de darle ese ERE. Qué casualidad. Como también es casualidad que el señor Fernández que es Consejero de Trabajo de la Junta de Andalucía cobrara otro magnífico ERE porque según sus papeles llevaba desde el día de su nacimiento trabajando.(Leelo). Y por eso ante la imputación que pesa sobre él, dice estar muy tranquilo y que no dimite. Nada de extraño teniendo la justicia que tenemos.
Este donante es el señor García Prieto, para que ustedes sepan quién es. Porque el anonimato de esta clase de gente es un desperdicio y una pena, independientemente de la procedencia del dinero, ya que ha hecho una gran labor social al comprar y entregar el local a los sociatas andaluces. Ahora van y lo cascan. Bueno, así que os espero, para que me comentéis en profundidad, lo que pensáis o queráis a blogeros como yo. Un saludo.

Compártelo:

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentalo, y dime que te parece

Compártelo con quien quieras

Bookmark and Share